Cortina de agua a monumento para evitar pintadas

Es habitual que el lugar sea usado para escribir consignas de todo tipo.

Se hará en la estatua a San Martín y su caballo en el centro neuquino.

24 abr 2013 - 00:00

NEUQUÉN (AN).- El intendente neuquino Horacio Quiroga encontró la manera de evitar que el monumento a San Martín sea pintado de manera recurrente. Se le colocará una cortina de agua vertical iluminada con LED en los cuatro lados y una fuente en la parte inferior. El anteproyecto tiene un presupuesto estimado entre 400.000 y 500.000 pesos. “Cualquiera se cree con derecho a venir a enchastrar el monumento pero tiene que saber que esa conducta vandálica no sale gratis. Cada vez que el municipio debe limpiar el monumento gasta un promedio de 4.000 pesos que salen de los impuestos que paga cada uno de los vecinos. En lo que va de la gestión ya se ha limpiado ocho veces y ahora tendremos que limpiarlo nuevamente”, comentó el intendente. Para erradicar las pintadas, el equipo de Obras Públicas está diseñando un anteproyecto para remodelar las paredes, escalinatas y base del monumento para darle mayor jerarquía estética y de conservación. Se retirará la piedra que actualmente recubre al monumento que producto de las pintadas luce descolorida. Se la reemplazará por pórfido blanco que reflejará mejor las variaciones de iluminación proyectadas. En la parte superior se instalarán en el interior del basamento una red de cañerías que abarcarán los cuatros lados del monumento. Desde allí bajará una especie de cortina continua de agua, similar a la que existe en la rotonda de la plaza de las Banderas. Además se colocará una red de lámparas LED que iluminarán hacia arriba y abajo y en la base de la fuente que se construirá en las escalinatas actuales. En la parte inferior se construirá una fuente de agua con sistema de cañerías embutidas de agua presurizada para cascadas, para lograr la recirculación permanente de agua en la fuente. “La fuente además de cumplir con su función de almacenamiento y distribución del mismo agua, separará al transeúnte del perímetro del monumento. En el borde de la fuente se prevé un banco que a la vez genera un límite seguro al plano de agua”, explicó Quiroga. La fuente también contará con iluminación LED en su interior y bordes. El secretario de Coordinación Marcelo Bermúdez fue el encargado de presentar este proyecto antes el presidente de la Asociación Sanmartiniana, camilo Raffy. Los miembros de la entidad dieron su apoyo a la ejecución de estas obras. El monumento a San Martín fue erigido en 1954, como regalo por los primeros 50 años de la ciudad de Neuquén. Se eligió emplazarlo en la rotonda de la entonces avenida Eva Perón, porque precisamente allí se levantó en 1904 el monolito fundacional. Este monumento luego fue traslado unos metros más hacia el norte.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.