De la Rúa no logra calmar a las filas de la Alianza

22 mar 2001 - 00:00

El presidente Fernando de la Rúa no pudo aún superar la crisis política que desató su decisión de no incorporar al líder del Frepaso, Carlos "Chacho" Alvarez, como jefe de Gabinete de su gobierno.

Mientras el Frepaso cumplió con su palabra de no agitar más las aguas, el radicalismo discutió sobre la nueva realidad política nacional y principalmente interna luego de que el jefe de Estado resolvió sumar a Domingo Cavallo y marginar a la fuerza comandada por Alvarez.

Inclusive, el titular de la UCR, Raúl Alfonsín, hizo llegar el malestar que reina en el partido a De la Rúa, durante una cumbre que mantuvo ayer al mediodía en la residencia de Olivos.

Anoche De la Rúa manifestó su deseo de que el Frepaso integre el gabinete nacional y destacó el afecto que dice sentir por "Chacho" Alvarez, tras la crisis política que puso al borde del precipicio a la Alianza. De la Rúa dijo que es su decisión que el Frepaso "integre el gabinete" y de esa manera intentó poner paños fríos a la tensión generada en la coalición gobernante.

Encuentro con Alfonsín

Ayer De la Rúa recibió a Alfonsín para conversar sobre el nuevo perfil del gobierno y trascendió que el primer mandatario le habría dicho al conductor del radicalismo que el Frepaso podría incorporarse nuevamente al poder central en el futuro.

Pese a que no trascendieron detalles del diálogo entre ambos, pudo conocerse que Alfonsín le trasladó a De la Rúa la preocupación que reina dentro de las filas de la UCR por el criterio que adoptó para conformar su nuevo gabinete.

Alfonsín, quien antenoche conversó con Alvarez para evaluar la situación, trató de cumplir con el pedido que le hizo el ex vicepresidente de "no presionar" al primer mandatario, pero de todas maneras le reiteró su apreciación acerca de que la jefatura de Gabinete tendría que estar en manos de un dirigente del Frepaso.

Después de ese encuentro en Olivos, Alfonsín se dirigió a la sede del Comité Nacional para encabezar una reunión partidaria donde se escucharon voces contrarias a la actuación de De la Rúa pero que públicamente se tradujo en un documento de apoyo al presidente pero con algunas reservas.

Medidas incompatibles

La UCR anticipó que "seguirá acompañando al presidente" aun-que también adelantó que discutirá "toda medida que considere incompatible" con los principios partidarios y de la Alianza.

Alfonsín, al hablar brevemen-te con la prensa, deseó "éxito" a la gestión del nuevo ministro de Economía, aunque en la intimidad, según dijo su hijo Ricar-do, expresó sus dudas acerca de que la inclusión de Cavallo al gabinete fuera "la solución" para el duro trance actual.

De la Rúa, luego de conocer la opinión del partido al que pertenece, almorzó en la residencia presidencial con la nueva carta fuerte de su gobierno, el ministro Cavallo, para saber cómo marchaban las negociaciones que encaró para llevar adelante las medidas que propone para alcanzar el crecimiento del país.

Allí Cavallo le precisó aspectos de la reunión que había tenido con los gobernadores justicialistas en compañía del jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, y le adelantó cuál iba a ser la estrategia que iba a utilizar poco después en las conversaciones que mantuvo con el líder de la CGT rebelde, Hugo Moyano, y con legisladores.

La principal preocupación que continuó mellando al gobierno, además del paro general que se cumplió con alto acatamiento, fue la de establecer si se conseguirá el objetivo de que se otorguen facultades especiales para poder llevar a cabo rápidamente disposiciones motorizadas por Cavallo para tratar de revertir la crisis actual.

Gobernadores peronistas y legisladores, tanto del oficialismo como opositores, insistieron en que no se le debe dar al gobierno "un cheque en blanco" aunque hay predisposición para que se traten las leyes en el Congreso a fin de que se aprueben rápidamente las que posibiliten abandonar la recesión y se discutan las que podrían perjudicar a la sociedad en su conjunto. (DyN)

El radicalismo da un apoyo con reservas

Frente al hecho consumado de que Domingo Cavallo es el nuevo ministro de Economía, el radicalismo resolvió ayer no cuestionar la autoridad presidencial de conformar su propio gabinete, en un intento por evitar un mayor desgaste del gobierno, aunque le advirtió a Fernando de la Rúa que no avalará medidas ajenas a los principios de la Alianza.

Estas son las conclusiones de la reunión de la mesa ampliada de la UCR, encabezada por el ex presidente Raúl Alfonsín como titular del partido, que se resumieron implícitamente en un breve documento que obliga a la doble lectura.

"La UCR declara que se compromete a procurar el éxito de todo accionar coherente con el ideario radical, así como a discutir toda medida que considere incompatible con los principios partidarios y de la Alianza", afirma el escrito.

En este punto, la UCR está, en rigor, advirtiendo al jefe del Estado acerca de que no le dará un "cheque en blanco" a su nuevo ministro, al tiempo que le reclama mayor participación en las decisiones, en un intento velado por evitar que Cavallo ocupe más espacios en el Gobierno.

Sucede que la discusión de fondo del radicalismo ya no es la incorporación de Cavallo al gobierno -cuestionar esa decisión sería esmerilar más aún el poder de De la Rúa con consecuencias impredecibles- sino evitar que avance en el poder la alianza de centro derecha en detrimento de los principios de la coalición UCR-Frepaso.

En ese contexto, en el documento de apenas dos carillas, el partido manifiesta su "voluntad de apoyar todas las decisiones tendientes al cumplimiento de los objetivos contenidos en la plataforma electoral y la carta a los argentinos".

"La Alianza es un instrumento estratégico que posibilitará al gobierno y a la sociedad hacer efectivas las soluciones progresistas que el país necesita en los momentos graves por los que atraviesa", agregó el texto.

Por otra parte, unos 150 integrantes de la Juventud Radical tomaron ayer la sede del Comité Capital de la UCR para exigir la "renuncia" de Domingo Cavallo al Ministerio de Economía y la "desafiliación" del presidente Fernando de la Rúa del partido.

"Es una toma simbólica porque nos sentimos defraudados por este gobierno", explicó Juan Seguí, vocero del grupo.

Por su parte el ministro de Justicia, Jorge de la Rúa, aseguró que la asunción de Cavallo al frente de Economía "amplía las bases políticas y sociales de la Alianza" y consideró "indispensable" que se incorporen miembros del Frepaso a cargos en el gobierno. "La incorporación del doctor Cavallo debe considerarse como una ampliación de las bases políticas y sociales de la Alianza y no como una alianza distinta", dijo el hermano del presidente.

"¿Sabe lo que pasó Verani...?"

El gobernador Pablo Verani ha tenido poco contacto con Domingo Cavallo, cuyas ideas no comparte.

Cabe recordar, además, que el primer mandato de Verani no había cumplido un año cuando el entonces ministro de Economía del gobierno de Carlos Menem, renunció.

La primera vez que Verani y Cavallo conversaron mano a mano fue a finales del invierno del "95, durante larga y tumultuosa transición que llevó a Verani al gobierno en diciembre.

En su condición de mandatario electo, Verani fue a verlo a Cavallo. Este lo recibió de pie, en medio de su despacho y fue directo al grano:

- Mire gobernador, yo se que en materia económica tenemos muy pocas coincidencias, pero bueno... estamos en un mismo barco y con responsabilidades. Tenemos que convivir - le dijo Cavallo a un Verani que aún hoy recuerda que el ministro "al menos tenía un estilo directo",

Y Cavallo no dejó respirar al mandatario rionegrino.

-Usted recibe una provincia en llamas... Conozco bien la situación financiera de Río Negro. Y sé como llegó a esa situación.... ¿Sabe lo que pasó?: Que Horacio Massaccesi creyó que la Convertibilidad llegaba para irse al día siguiente... Massaccesi creyó que nuestro plan económico no duraba. Ese fue su error. Y el siguió y siguió manejando la situación financiera de la provincia como si nada estuviera sucediendo en el país... se endeudó y endeudó pensando que en algún momento alguien le licuaría todo. Verani, no cometa ese error: la Convertibilidad está para quedarse - le dijo Cavallo y ambos se sentaron.

Gallo atacó a "Chacho"

El secretario general de la presidencia, Nicolás Gallo, se pronunció en contra del eventual nombramiento del ex vicepresidente Carlos "Chacho" Alvarez en el gabinete nacional por considerar que "hay que respetar las formas".

El líder Frepasista "debe esperar una nueva etapa para ser electo y no entrar bajo la forma de una designación", dijo.

El funcionario criticó además a los dirigentes del Frepaso porque "se les ofreció el ministerio del Interior" para ser ocupado por un hombre de esa fuerza, pero "el Frepaso exigía un cargo, lo cual no es una forma de proceder en política".

Consultado sobre la decisión de que Chacho Alvarez no ocupara la jefatura de Gabinete, tal como se había rumoreado, Gallo señaló: "hay que respetar las formas, cuando una persona ha sido electa en un gobierno y se retira -le hizo un daño enorme a la Alianza- debe prevalecer el sentido común de que hay que esperar una nueva etapa para ser electo y no entrar bajo una forma de designación".

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.