Es muy grave la falta de agua en algunos barrios

El servicio está colapsado. El problema afecta a Gran Neuquén, San Lorenzo Norte y Sur, Hibepa, Gregorio Álvarez y varias tomas. Los tanques de almacenaje no llegan a cargarse.

27 dic 2007 - 00:00

NEUQUÉN (AN).- La red del servicio de agua de Neuquén acusa deficiencias en la mayoría de los barrios del oeste, que pasaron la navidad con las canillas secas y los tanques vacíos.

Los vecinos de San Lorenzo se movilizará hoy al Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) para reclamar soluciones inmediatas y el resto de los representantes barriales coincide en que la falta de agua es alarmante.

Así las cosas, a la espera del próximo encuentro con las autoridades provinciales y municipales pautado para el 3 de enero, los barrios del sector oeste no encuentran soluciones para un servicio básico que está colapsado.

Las autoridades de las comisiones vecinales aseguran que las soluciones de fondo no llegarán en forma inmediata, pero aguardan el encuentro con los representantes del municipio y el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) en los primeros días de 2008 para conocer el estado de avance de las obras comprometidas. No obstante, la situación de los barrios es "desesperanme" y "cualquier medida se resolverá en asamblea", informó desde la comisión vecinal de Hibepa, Héctor Painetru.

La comisión vecinal de San Lorenzo Norte realizará una protesta hoy frente a las instalaciones del EPAS, para exigir soluciones inmediatas. "Estamos secos, muy mal, como en todos lados", señaló Heriberto Chureo, presidente de la vecinal. "Prácticamente no llega nada a los tanques. Apenas algo en las canillas. Esto afecta a San Lorenzo Norte y Sur, Gran Neuquén e Hibepa y se agudizó en las fiestas", agregó el ex candidato a diputado de Unión de los Neuquinos (Une).

En el barrio Gregorio Álvarez sufren cortes diarios por sectores. "Está complicado porque se corta de golpe y no sabemos qué hacer. En estos días no hay presión", explicó el vecinalista Claudio Marchetti. Aclaró que en muchas casas "no faltó el agua", pero que la falta de presión impide que el líquido llene los tanques de almacenamiento.

Además, como en la mayoría de los barrios que tienen problemas, las redes y el sistema para proveer el servicio ha quedado en desventaja respecto de la población a cubrir.

"Este verano vamos a tener problemas, porque el tanque que provee el agua era inicialmente para 5.000 familias y hoy son 6.500", agregó Marchetti.

El próximo encuentro de los vecinalistas con los representantes del gobierno provincial y del municipio fue pautado para el 3 de enero.

Es que de la anterior reunión surgió el plazo para que los técnicos del EPAS hagan un relevamiento para atender las necesidades más urgentes.

"Sigue faltando el agua pero hubo una inspección del EPAS. Ellos fueron y vieron que no tenemos presión", dijo Painetru.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.