Gestión y reelección van de la mano en Cipolletti

02 ene 2018 - 13:07

Al intendente Aníbal Tortoriello le espera un año intenso. Además de tener que enfrentar una serie de temas centrales para la gestión municipal deberá comenzar a consolidar también su futuro político de cara a las elecciones municipales de 2019.

En varias oportunidades manifestó su deseo de continuar por un periodo más frente al municipio cipoleño. En las últimas semanas lo ratificó. Está convencido que el que pasó fue un año “altamente positivo”, particularmente porque logró consolidar la obra pública. Lo hizo tras un fuerte ajuste en gastos corrientes durante el 2016, año que finalizó con un superávit de 50 millones de pesos. El dinero se volcó a la ciudad en 2017 y se notó. Las críticas hacia la gestión de Tortoriello, que habían sido intensas al inicio del mandato, comenzaron a mermar. No se acallaron completamente.

Persisten particularmente en el tema de los servicios públicos. Tortoriello lo sabe.

Aseguró que la inversión que se realizó en maquinaria y vehículos son el puntapié necesario para que este año el área, que es un sector históricamente complejo, se consolide. Para eso decidió sacar del mando de la secretaría a Jorge Ulovec y en su lugar ubicó a Guillermo Fernández, que viene del sector privado. Los cambios todavía no se ven pero es la apuesta para este año.

Con lo que también deberá lidiar el intendente es con el gremio Sitramuci. La relación sigue siendo conflictiva y probablemente recrudecerá cuando comiencen las paritarias. El municipio ya informó que no habrá un aumento mayor al 15% y desde el sindicato aseguraron que pedirán más.

“No hay diálogo y a mi no me interesa dialogar con violentos. En la municipalidad hay seis gremios y con el único que tenemos problemas es con Sitramuci”, cuestionó Tortoriello.

El Concejo Deliberante aprobó el aumento de las tasas que es del 17%, el más bajo de la gestión. En 2016 fue del 30% y en 2017 del 22.5%. La contracara: en mazo comenzará a regir el impuesto a las tierras bajo riego improductivas, un foco de conflicto con los chacareros.

A poco de asumir la intendencia, Tortoriello se afilió al PRO. Defiende la gestión del presidente Mauricio Macri públicamente y también puertas adentro. La lealtad se tradujo en dinero para obras.

La decisión de Tortoriello de presentarse a la reelección está tomada. Resta saber qué fichas moverán los otros partidos, particularmente Juntos Somos Río Negro. El gobernador Alberto Weretilneck, que fue dos veces intendente de Cipolletti, quiere que su fuerza retome el mando de la ciudad. En principio no se vislumbra un candidato. Queda la posibilidad de que en su acercamiento al gobierno nacional , Weretilneck decida apoyar a Tortoriello. Este año será el de las alianzas políticas.

El intendente Tortoriello tendrá un año intenso: deberá terminar de consolidar su gestión e iniciar el camino de las alianzas para cumplir con su aspiración de ser reelecto.

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección