Hay consenso para prohibir
el desvío de ríos

Diputados avanzan en un proyecto de ley unificado. Es tras la polémica que generó el pedido de la Provincia de Buenos Aires.

15 abr 2018 - 00:00

El proyecto de ley para prohibir el desvío de los ríos ya comenzó a ser tratado en la Legislatura neuquina. En la sesión del viernes se indicó que se trabajó intensamente en la ley que será sancionada en las próximas sesiones.

A su vez, la cámara aprobó por unanimidad la Declaración 2318, que rechaza la intención de trasvase solicitada por la provincia de Buenos Aires a través de su representante ante la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas (AIC).

El diputado Ramón Soto (MPN) explicó que se elaborará una normativa espejo a la que sancionó la provincia de Río Negro en 1984 para resguardar la cuenca de una cláusula que había dictado el gobierno militar que habilita el desvío del agua de los ríos y adelantó que la iniciativa será sancionada por unanimidad en las próximas sesiones.

“Hay un amplio consenso en la necesidad de preservar nuestro recurso hídrico compartido. Estamos tratando se consensuar un texto unificado, porque el Frente Neuquino también tiene uno. Todo proyecto de ley requiere un consenso para ver lo que se comparte y el debate para pulir lo que resta, pero hay acuerdo”, dijo Soto.

La declaración aprobada el viernes, por su parte, se dio en contra de la solicitud que Buenos Aires presentó ante la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas para trasvasar un caudal de 201 metros cúbicos por segundo del río Negro al río Colorado en dicha provincia.

“Si bien es un pedido sin respaldo técnico, pone en escena algo que nos puede complicar, después de años de sequía y distintos alertas de la salud de los ríos”, resaltó el legislador.

La semana pasada durante el debate en comisión, el representante por Neuquén ante la AIC, Elías Sapag, informó que Buenos Aires pide incorporar una política de cupos imposible de implementar a lo largo del tiempo.

Sapag detalló que “hoy el ingreso de agua a la cuenca del Limay y el Neuquén es de 150 m³/s. Erogamos 500 m³/s y entran 150 m³, si necesitan 200 más, vaciamos las presas”.

“Buenos Aires quiere un cupo de agua para regar más de 600 hectáreas y para eso debemos vaciar nuestra cuenca y trasvasar el recurso hídrico de los ríos Limay, Neuquén y Negro a la cuenca del Colorado. La postura de Neuquén no tiene que dar lugar a dudas. Vaciar nuestra cuenca atenta contra nuestras posibilidades de futuro y la conservación de nuestro ecosistema”, concluyó Soto.

La solicitud
201
metros cúbicos por segundo es el caudal que se pidió desviar del río Negro, que actualmente tiene un total de 500 m³/s.
Neuquén

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.