Isla Manzano es "la disputa entre dos modelos"

Rechazan que sea un enfrentamiento de dos provincias. El propietario dijo que la inversión es genuina y privada.

24 jul 2005 - 00:00

NEUQUEN (AN).- El propietario del establecimiento de Isla Manzano, Gustavo Cava, afirmó que la polémica instalada sobre la jurisdicción de ese espacio ubicado en límite interprovincial "no es la tranquera ni el enfrentamiento entre dos provincias, sino una disputa entre dos modelos: producir o especular".

"A mi entender no existe ninguna puja por la isla Manzano entre Río Negro y Neuquén, salvo la que en las mentes de algunos pueda plantearse como un enfrentamiento deportivo (Boca-River) y así sacar tajada y llevar agua para su molino", sostuvo Cava.

El productor, sin embargo, admitió que hay un problema de jurisdicción que data de la época de territorios nacionales aunque desde entonces la isla pasó a depender de Neuquén.

Cava remarcó que "nunca" estuvo en la función pública ni tiene "connivencia" con funcionarios de ninguna de las provincias "pagué a Neuquén, no sólo la mensura sino también la tierra a una cifra irrelevante en relación a la inversión efectuada".

"Toda esta inversión ha sido genuina: no tuve ni tengo créditos de ninguna institución pública de ninguna de las dos provincias, ni obtuve préstamos de ningún banco público o privado; o sea, el financiamiento ha corrido y corr exclusivamente por nuestra cuenta", enfatizó el agrónomo de la Universidad del Comahue.

El productor respondió así las afirmaciones de su vecino rionegrino Carlos Pedernera quien advirtió que -en la década del '90- Neuquén mensuró como propia la isla ubicada en la rionegrina localidad de Barda del Medio.

Pedernera, por otra parte, denunció que Cava y sus empleados ingresan a la isla por una tranquera que siempre queda abierta, situación que ha transformado a su chacra en blanco de robos y siniestros.

Isla Manzano está ubicada en la margen izquierda o norte del río Neuquén, a pocos metros de Barda del Medio y frente a la neuquina Vista Alegre. La isla era tal porqu estaba dentro del río. Pero el tiempo selló un brazo del Neuquén -que era el que marcaba el límite- y la isla quedó anexada a Río Negro, a pesar de que legalmente es jurisdicción neuquina.

En respuesta a la denuncia de Pedernera, Cava elaboró un documento en el que fundamentó la propiedad de la parcela, de 70 hectáreas, donde funciona su establecimiento productivo.

"En 1993 obtuve de la Dirección Provincial de Tierras de Neuquén un porción de tierra inculta y abandonada en la llamada isla Manzano: 70 hectáreas que puse en producción con frutales (manzanas, peras, uva, durazno, ciruelo), variedades de última generación. Desmonté, nivelé, edifiqué casas (viven tres familias), gamelas y galpones; instalé espalderas y parrales; planté, incorporé tecnología, riego sistematizado, control de plagas, sistemas antigranizo y antiheladas. También protegí, con el apoyo de los organismos pertinentes (AIC), todo lo construido, como lo hacen los pobladores ubicados en las zonas ribereñas", explicó Cava.

Y enseguida recordó que desde "nuestro ingreso en 1993 la tranquera que da acceso al camino que conduce a la isla estaba abierta y las tierras que dan a la ruta 151 semiabandonadas".

Describió que "para instalar electricidad en nuestras tierras extendimos, a nuestro costo, la línea desde el pozo bombeador de Pérez Companc (hoy Petrobras) hasta el río. Pusimos, también a nuestro costo, dos transformadores". El productor construyó un vivero de frutales y desarrolló programas de investigación a través de convenios firmados con la facultad de Ciencias Agrarias, reparticiones públicas y entidades privadas.

Cava comentó que la fruta que se produce en la isla se procesa en Neuquén y "viaja al mundo comercializada" por empresas de Río Negro y explicó que en su establecimiento trabajan 45 personas de Río Negro y Neuquén.

"Es cierto que hay un problema de jurisdicción con respecto a la isla que tiene su origen en la etapa de Territorios Nacionales cuando, por una cuestión, administrativa, esta isla vino a depender de la dirección de Tierras de Neuquén aunque geográficamente perteneciera a Río Negro. Ello no es óbice para que en los hechos haya una real integración entre ambas, sobre todo en un área como el Alto Valle en el que las poblaciones y actividades de ambas provincias están tan articuladas", cerró el productor.

Contra la especulación

NEUQUEN (AN).- "No recibo suma alguna en concepto de pozos de gas o petróleo y, al margen de los derechos que eventualmente pudiera tener, no uso la tierra productiva para obtener algún beneficio en ese sentido", enfatizó Gustavo Cava con respecto a la explotación que Petrobras tiene en Isla Manzano.

"No tengo la llave de la tranquera que abre paso al camino por el que pacíficamente veníamos ingresando a la isla (mis empleados y pueblo de Barda del Medio en general) por lo menos desde 1993 hasta junio, cuando en forma unilateral y sin mediar intento de negociación fue clausurada. A partir de entonces venimos usando un camino alternativo por tierras fiscales de Río Negro que vadea el río Neuquén. Ello con los inconvenientes que acarrea esta limitación, sobre todo en momentos de crecida como los que atravesamos en la actualidad", sostuvo.

Al respecto agregó que tras ese periplo llegan "al único puente construido por YPF muchos años atrás y que es la única posibilidad de acceder a la explotación".

Dijo que "la única llave que tengo es la que abre las puertas a la producción (objetivo primordial de la entregar de la tierra pública), a la generación de puestos de trabajo en Río Negro y Neuquén, a la explotación de recursos renovables con financiamiento propio; en definitiva, a la consolidación de un área productiva que potencie el desenvolvimiento económico y social de nuestra región".

Indicó que "la tranquera es no es el problema, aunque sí tal vez un símbolo: el de los obstáculos".

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.