Ko:Ko se va de Allen y hay desilusión en la comunidad

La empresa Vía Bariloche confirmó que próximamente trasladará las oficinas de administración y los talleres de Ko:Ko que tiene en la calle Alem a la ciudad de Cipolletti.

23 abr 2016 - 00:00

ALLEN (AA) - La empresa de transporte de pasajeros Ko:Ko se va de Allen. Ciudad en la que fue fundada y mantuvo su sede central durante más de 50 años. La compañía, que fue adquirida por Vía Bariloche, se trasladará ahora a Cipolletti.

Ko:Ko ya comenzó a preparar su partida de Allen. Los empleados de la compañía fundada por la familia Kopprio y que fue vendida en diciembre del 2010 al grupo Vía Bariloche ya están al tanto de la decisión empresarial de trasladar la sede de la firma hacia la localidad de Cipolletti.

Desde Vía Bariloche se confirmó a este medio que Ko:Ko, que tiene su administración y el taller sobre la calle Alem, mudará toda su infraestructura a Cipolletti. Para concretar el traslado ya se comenzó a trabajar en la ampliación de las instalaciones del predio que la empresa tiene a la vera de la Ruta 22.

“La idea del traslado estuvo siempre, desde que Vía Bariloche compró el paquete accionario de Ko:Ko. Pero en esta oportunidad se le dio prioridad al tema y se empezaron a hacer algunos trabajos para poder concretarlo”, indicó una fuente de la empresa de transporte de pasajeros que controla la familia Trappa.

Uno de los factores que se puso en la balanza para definir el traslado tuvo que ver con la ubicación de la administración y el taller de Allen. Ambos sectores quedaron insertos en medio de un barrio residencial y desde la empresa –aseguran– son conscientes de las molestias que genera el movimiento de los colectivos para los vecinos.

La intención de Vía Bariloche es concretar el traslado para mediados de año pero todo depende del avance de las obras en Cipolletti. “La verdad es que es una lástima que una empresa que nació y se desarrolló en Allen se termine yendo de la ciudad. Más allá de que todas las empresas son dueñas de definir qué hacer, las autoridades locales deberían haber persuadido a los empresarios y haber propuesto otras opciones para evitar el desarraigo”, señaló con nostalgia uno de los choferes de Ko:Ko.

La empresa cuenta con un total de 242 empleados, entre el personal de la administración, logística, taller y los choferes. Gran parte de ellos residen en Allen. Desde Vía Bariloche informaron que el taller que tiene en Regina seguirá allí ya que esa ciudad está en el área de cabecera.

El servicio interurbano de Ko:Ko, que en sus comienzos unió Allen con Fernández Oro y Cipolletti, fue inaugurado el 25 de mayo de 1966. Desde entonces la empresa que perteneció a los Kopprio hasta el fines del 2010.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.