La Legislatura eliminó las PASO por este año

El oficialismo logró 24 votos, incluyendo seis del radicalismo. La oposición tuvo 21

07 mar 2015 - 00:00

Río Negro no tendrá elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en el proceso electoral del 2015. La Legislatura aprobó ayer su suspensión con el voto del oficialismo y diez votos de sus aliados, entre ellos, seis radicales.

Esa norma había sido aprobada por unanimidad por la Legislatura el pasado 22 de agosto. La nueva promulgación y publicación de la ley determinará que las PASO están suspendidas por un año en la provincia.

El oficialismo alcanzó su mayoría con 24 respaldos frente a 21 rechazos (faltó Ariel Rivero, quien sufrió una insuficiencia cardíaca). Aquellos casi no tuvieron oradores -salvo la informante Tania Lastra y el cierre de la presidenta del oficialismo, Roxana Fernández- mientras que la oposición calificó la suspensión de las PASO de “papelón histórico” (Martín Doñate), “una trampa y fraude electoral” (Bautista Mendioroz), “un mamarracho de un expropiador” (César Miguel) y una “voltereta especuladora” (Ana Piccinini).

Los radicales y aliados que aportaron a la mayoría del proyecto de Alberto Weretilneck no hablaron, salvo Alejandro Betelú que hizo una aclaración. La bancada de la Concertación sumó seis votos: Betelú, Darío Berardi, Adrián Casadei, Alfredo Pega, Héctor Funes y Marta Milesi. Al fundamentar su rechazo, Mendioroz aludió a un reciente comunicado de la conducción de la UCR en defensa de la aplicación de las PASO y Betelú desautorizó esa difusión según dichos de su presidente, Horacio Massaccesi.

En la votación, el gobernador alineó a sus 14 legisladores de Juntos Somos Río Negro, a los seis radicales, al albertista Facundo López (Carlos Auyero) y al massista Ricardo Ledo (Unidos por Río Negro). Al final, también se sumaron los referentes del PRO en la provincia, el peperreísta Claudio Lueiro y el arriaguista Matías Gómez Rica.

Lastra como miembro informante detalló los argumentos oficiales, centrados en la imposibilidad operativa de su implementación. “Es materialmente imposible aplicarla en el 2015”, afirmó.

El camporista Doñate (Frente para la Victoria) calificó a la suspensión de “una puñalada en la espalda a la democracia”, “otro bastardeo a la política” y “un papelón histórico al que nos somete un gobernador municipalista”, a pesar que recordó que no lo sorprende porque Weretilneck jamás quiso implementar las PASO.

El arista Jorge Ocampos adelantó su rechazo frente a un hecho que “constituye un paso atrás en la institucionalidad” y otra muestra de que en Río Negro “dictamos leyes atadas con alambres, con especulación”. El justicialista Héctor Torres aludió a que la suspensión representa un suceso de “importante gravedad institucional para la política”.

Mendioroz argumentó su negativa aunque la mayoría de su bloque respaldó la suspensión. A él lo acompañaron Francisco González, Cristina Uría, Daniela Agostino y Leonardo Ballester. Resaltó que el proyecto de Weretilneck “destruye ciudadanía” mientras recordó dichos del oficialismo cuando lo impulsaba en el recinto siete meses atrás. Criticó que el gobernador cambia “las reglas de juego” y lo acusó de “trampa y fraude electoral”. “No se puede así manipular las leyes, con excusas mentirosas y falaces”, aludiendo a que el gobierno argumenta falta de consenso entre los partidos políticos para la reglamentación.

Miguel calificó el proyecto de “un verdadero golpe a la legalidad y a la democracia”, y “un mamarracho de un expropiador”.

Los últimos oradores fueron Ana Piccinini, el presidente del bloque del FpV, Alejandro Marinao y la titular de la bancada oficialista, Roxana Fernández. Marinao se quejó por la “imprevisibilidad” del proceso y alertó que se trata de “una luz roja”, respondiendo a Betelú que había dicho que el radicalismo era espectador de una interna del gobierno. “Ustedes -respondió el peronista- no son espectadores, son protagonistas” de la resolución de las PASO. (AV)

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.