La liebre viva también genera negocios a los cazadores rionegrinos

Se aprobó el reglamento de captura y habilitaron la temporada hasta el 1 de julio. La especie vino de Europa y ahora regresa.

13 mar 2018 - 00:00

La caza comercial de liebre viva dará lugar a un nuevo aprovechamiento económico a cazadores rionegrinos, en virtud de que los países europeos siguen demandando este tipo de animal silvestre para poblar sus parques o campos.

La iniciativa es un tanto ilógica para los habitantes del viejo continente, por cuanto los ejemplares a enviar son originarios de allí (Lepus europaeus), y se nota que en los años transcurridos el recurso se fue perdiendo.

Para encuadrar la actividad, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Provincia aprobó recientemente el reglamento de captura viva, y habilitó la temporada hasta el 1 de julio próximo.

En forma paralela dispuso que cazadores, acopiadores y empresas deberán ajustarse a diversos procedimientos en los establecimientos agropecuarios de la provincia.

Buscando equilibrio

“Hay todo un circuito armado, y estamos equilibrando su manejo”, explicó a “Río Negro” el coordinador de Fauna de la Provincia, Federico Hollman.

Aclaró que la especie es exótica para la Argentina y tiene la categoría de “invasora” por lo tanto “estamos haciendo un manejo diferencial porque (con los años) la liebre ya forma parte de la cadena alimentaria y está en la dieta de los predadores” como el puma, zorro o el águila mora.

El funcionario insistió en que si bajara demasiado la cantidad de ejemplares aumentaría la conflictividad con los predadores con lo cual “estamos equilibrando el manejo”.

En ese sentido, se hizo mención a la apertura de la temporada de ejemplares vivos hasta cerca de 3.000 en campos de la zona Sur de la Provincia de Río Negro, a la vez que desde 2008 se encuentra cerrada la caza para faena como consecuencia de diversos inconvenientes climáticos relacionados con la erupción volcánica o sequía, principalmente en la zona de Pilcaniyeu y Bariloche.

La reglamentación establece que una vez capturados, los ejemplares son separados en jaulas evitando el contacto entre machos y hembras a fin de evitar problemas territoriales, como característica de la especie.

Desde Bariloche son enviados en avión hacia el aeropuerto internacional donde -antes de ser embarcados al viejo continente- deben cumplir una cuarentena exigida por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Ejemplares vivos como máximo pueden capturarse en los campos de la zona sur rionegrina.
3.000
Límites
Viedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.