Liberan a ex jefes montoneros y denuncian al juez

Roberto Perdía y Fernando Vaca Narvaja fueron liberados tras permanecer detenidos 67 días. El juez Claudio Bonadío, que los había encarcelado, fue severamente reprendido por la Cámara Federal porque su decisiones fueron "arbitrarias" y "carecían de elementos mínimos de prueba". El magistrado será investigado. Firmenich dejó de estar en condición de prófugo.

21 oct 2003 - 00:00

Los ex jefes montoneros Roberto Perdía y Fernando Vaca Narvaja recuperaron ayer la libertad tras haber permanecido 67 días presos como presuntos responsables de la desaparición de 13 militantes de la disuelta organización armada. En forma paralela, la Justicia inició una investigación contra el juez federal Claudio Bonadío por considerar que los arrestos fueron ordenados sin pruebas.

"La decisión de indagar y detener (a los ex dirigentes de Montoneros) fue arbitraria, pues el juez carecía de elementos mínimos de prueba", sostuvo la sala II de la Cámara Federal porteña, que ordenó la inmediata libertad de Perdía y Vaca Narvaja, y anuló las resoluciones suscriptas por Bonadío en el marco del proceso. Además, la Cámara promovió una causa penal contra el magistrado por posibles delitos de acción pública, que por sorteo quedó en manos del juez Norberto Oyarbide.

El Tribunal también dejó sin efecto la orden internacional de captura que Bonadío libró el 14 de agosto pasado contra el ex titular de Montoneros Mario Firmenich, quien reside en España y se mantuvo prófugo desde que el juez dispuso en vano su detención. Los camaristas Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Luraschi, de la sala II, reprendieron duramente a Bonadío, que fue apartado del expediente.

La causa por la desaparición de activistas montoneros quedó ahora en manos del juez federal Jorge Ballestero Bonadío, en tanto, será investigado por Oyarbide en virtud de los graves cargos que le adjudicó la Cámara, que paralelamente reportó el caso al Consejo de la Magistratura, el organismo facultado para la remoción de los jueces.

La resolución mediante la cual Bonadío impuso prisión preventiva a los ex jefes montoneros fue apelada no sólo por la defensa sino también por organismos de derechos humanos y por la querella, que cuestionó que el juez haya modificado el objeto procesal de la causa para investigar la supuesta connivencia de la cúpula de la organización armada peronista con l dictadura del período 1976-83.

"La decisión del doctor Bonadío por la que mantiene privado de libertad a Perdía resulta nula por arbitraria", consignó la Cámara en su resolución Con idéntica frase el Tribunal se refirió a la situación de Vaca Narvaja.

Según los camaristas, Bonadío no fundó sus resoluciones, carecía de pruebas para responsabilizar a los ex jefes montoneros por la desaparición de miembros de la organización y rechazó en forma incorrecta varios recursos interpuestos por la defensa. "Se logró establecer la existencia de una asociación ilícita enquistada en el Ejército -que abarca a quienes integraban las cúpulas del Primer y Segundo Cuerpo de Ejército, numerosos integrantes del Batallón de Inteligencia 601 y las autoridades máximas de los Destacamentos de Inteligencia 123 y 201", reseñó la Cámara, que consideró acreditado que en 1979 Montoneros convocó a militantes exiliados a retornar al país para participar de una contraofensiva a la dictadura.

Sin embargo, para la Cámara los montoneros que regresaron lo hicieron "a través de la toma de una decisión individual" y sin que la cúpula de la organización haya prestado auxilio para que el aparato represivo los emboscara a su retorno a la Argentina, en 1980. "La determinación de regresar a la Argentina durante el período de terrorismo de Estado no puede calificarse como aporte indispensable para el ejercicio de represión ilegal por parte de agentes estatales. Aceptar ese razonamiento implicaría tanto como atribuir responsabilidad penal a título de partícipe necesario al vendedor de un costoso automóvil por los delitos de los que pudiera resultar víctima su comprador por la utilización del rodado", explicaron los jueces de la sala II.

La Cámara aclaró que, en cualquier caso, pudo ser posible una connivencia entre el aparato represivo y la conducción de Montoneros, a través de un "acuerdo" o, por ejemplo, de maniobras de delación por parte de la organización armada. Pero resaltó que no existe evidencia alguna que acredite que hubo complicidad entre unos y otros (Télam/DyN)

NEUQUEN (AN) - El ex diputado de Neuquén Gustavo Vaca Narvaja cuestionó en duros términos la actuación que le cupo a juez federal Claudio Bonadío en la detención de los dirigentes montoneros Gustavo Vaca Narvaja, su hermano, y Roberto Perdía, liberados ayer, y adelantó que pedirán se le sustancie un juicio político. "Esto no termina acá, vamos a seguir para hacerle juicio político a Bonadío", señaló el dirigente del MPN ortodoxo.

Vaca Narvaja, en declaraciones a Radio La Voz del Comahue, dijo ayer que ya desde el sábado no sólo sabían que esta semana su hermano podía ser excarcelado, sino que la Cámara Federal anularía las actuaciones que derivaron en la detención de su hermano y Perdía, en el marco de la investigación por la desaparición de 16 militantes, cuando regresaron al país en lo que se conoció como la "contraofensiva".

"Se basó (Bonadío) en documentación lavada por los servicios del batallón 601, de la CIA que para nada condicen con las realidades argentinas y con documentación entregada en forma anónima por lo cual nosotros habíamos elevado hacia la justicia toda la argumentación en contra de todo ese razonamiento en función de encarcelar a la gente que realmente había combatido contra dictaduras militares", dijo Vaca Narvaja.

El ex jefe montonero Fernando Vaca Narvaja afirmó ayer que "los principales derrotados" por su reciente liberación "son aquellos que especulaban con que a través de esta causa (judicial) se podía dividir un espacio político de militancia de la generación de los '70".

Por su parte Roberto Perdía, compañero de Vaca Narvaja en la conducción de la disuelta organización Montoneros, acusó al juez federal Claudio Bonadío de haber intentado "volver a poner el primer plano la teoría de los dos demonios", invocada desde algunos sectores para justificar la violencia de los años '70.

Vaca Narvaja y Perdía recuperaron la libertad pasadas las 17.15 tras haber permanecido 67 días presos por orden del juez Bonadío, que les atribuyó responsabilidad en la desaparición de 13 militantes montoneros que en 1979 y 80 fueron secuestrados por el aparato represivo tras regresar al país para desplegar una contraofensiva a la dictadura militar. "Aquellos que especulaban con que a través de esta causa se podía dividir un espacio político de militancia de la generación del '70 son los principales derrotados", expresó Vaca Narvaja apenas recuperó la libertad.

Perdía, en tanto, sostuvo que el magistrado Bonadío "demostró una incompetencia jurídica muy grande" en virtud de las "irregularidades" detectadas por la Cámara. Y agregó que el juez "ha violado las reglas de la convivencia humana".

Para Perdía, su arresto y posterior liberación "fortalece a las corrientes populares...a los que piensan que haber luchado valió la pena. La mentira tiene patas cortas, al pueblo se lo puede engañar pero por un tiempo corto...Había la pretensión de demonizar a un grupo de compañeros", enunció el ex líder montonero.

(DyN/Télam)

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.