Manos y ojos expertos para elegir los mejores frutos secos

El trabajo muestra la otra cara productiva del Valle Inferior, que encuentra en esta producción un horizonte muy prometedor. Deben elegir tamaño y calidad para satisfacer a los mercados.

18 ago 2018 - 00:00

Este pequeño centro fabril está dando mucha importancia a la trazabilidad del fruto de cada productor. Y los servicios tienen un costo como para solventar la gestión, incluyendo la contratación de mano de obra y demás gastos.

“Venimos creciendo con este emprendimiento porque además hicimos todas las gestiones (ante organismos de control) como para darle trazabilidad a los productos”, destaca Alejandro Arancio, el presidente del Cluster.

Si bien se muestra satisfecho con la inserción que están teniendo los productores zonales que integraron el reciente embarque de 16.000 kilos de nueces a Italia, “hay que buscarle la vuelta” al funcionamiento del negocio en virtud de que, según reveló, los precios “se encuentran deprimidos” ya que se están pagando en el mercado los mismos valores del año pasado.

La nuez ronda 30 pesos el kilo, y las avellanas entre 70 y 75 pesos.

En cuanto a los planes de expansión de la planta, hizo mención a que en poco tiempo más se pueda entregar envasada y con etiqueta. En la actualidad, se devuelve seleccionada y a granel al productor que contrata los servicios.

El nuevo escenario productivo es una realidad en el Valle Inferior rionegrino.

Manos y ojos expertos para elegir los mejores frutos secos
Hay equipo. Integrantes de la cooperativa posan sonrientes.
Los “Speedy” Gonzáles

Los hermanos Diego y Florencia Moreno son tan rápidos como “el ratón más veloz de todo México”, un personaje de dibujos animados de la serie Looney Tunes de Warner Brothers.

Su característica más importante es su increíble velocidad, inteligencia y astucia.

Con la cabeza hacia abajo y sentados en un banquito esperan que no se le pase ninguna de las bolitas de las avellanas o las “mariposas” de la nuez cuando corren por la cinta transportadora.

“Seleccionamos a razón de 100 kilos por día”, destacan y se muestran conformes con la actividad tomando en cuenta que “es difícil conseguir trabajo” en las chacras y en Viedma. La velocidad de trabajo la heredaron de su padre que es un experto podador en las parcelas del Valle Inferior. El Valle Inferior tiene implantadas 974 hectáreas de frutos secos.

El puntapie inicial hacia un distintivo de calidad

Este pequeño centro fabril está dando mucha importancia a la trazabilidad del fruto de cada productor. Y los servicios tienen un costo como para solventar la gestión, incluyendo la contratación de mano de obra y demás gastos.

“Venimos creciendo con este emprendimiento porque además hicimos todas las gestiones (ante organismos de control) como para darle trazabilidad a los productos”, destaca Alejandro Arancio, el presidente del Cluster.

Si bien se muestra satisfecho con la inserción que están teniendo los productores zonales que integraron el reciente embarque de 16.000 kilos de nueces a Italia, “hay que buscarle la vuelta” al funcionamiento del negocio en virtud de que, según reveló, los precios “se encuentran deprimidos” ya que se están pagando en el mercado los mismos valores del año pasado.

La nuez ronda 30 pesos el kilo, y las avellanas entre 70 y 75 pesos.

En cuanto a los planes de expansión de la planta, hizo mención a que en poco tiempo más se pueda entregar envasada y con etiqueta. En la actualidad, se devuelve seleccionada y a granel al productor que contrata los servicios.

El nuevo escenario productivo es una realidad en el Valle Inferior rionegrino.

551 hectáreas en el Valle Inferior pertenecen a nogales. Hay una experiencia con nuez Pecan que reúne a apenas 1,3 hectáreas.
Viedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.