Papeles normalizados, interna activa en el Pro

La Justicia Electoral Federal aprobó su Carta Orgánica y queda resolver su conducción. Wisky quiere ese lugar y Tortoriello lo veta. Los diferencia también la “re-re” de Weretilneck.

05 dic 2018 - 00:00

La Justicia Federal aprobó la nueva Carta Orgánica del Pro Propuesta Republicana, abriendo el proceso de normalización partidaria, después de algo más de un año y medio de intervención. La elección de autoridades se estima para febrero y la dirigencia intenta definir un candidato de consenso, a pesar de que la presidencia no estaría confirmada.

El diputado Sergio Wisky pretende conducir el partido en Río Negro. Tiene un claro condicionante interno: el intendente Aníbal Tortoriello. El cipoleño abandonó esa pretensión partidaria. “Esa función es incompatible con la función pública, entre otras cosas, por el tiempo”, dijo a “Río Negro”. Y expone igual impedimento para Wisky. Entonces, piensa en un presidente de consenso.

El parlamentario no descuidó esa intención partidaria. Su grupo reivindica ese espacio en la marcha a la candidatura a la gobernación en 2019. Tampoco advierte un frente válido, desestimando las críticas y los “amagues” internos que encuadra como “lógicos posicionamientos”.

El interventor, Enrique Braun, logró finalmente un primer paso: cumplir con la tramitación en la Justicia Electoral Federal. Ahora debe normalizar el partido y busca concretarlo sin internas. Ya lo habló con Wisky y con Tortoriello. El diputado reiteró su deseo de conducir mientras que el intendente planteó un camino alternativo. Ofreció un dirigente para la presidencia: Agustín Argibay, que estuvo en la autoridad del Pro y, anteriormente, el Recrear, fuerza liderada por Ricardo López Murphy.

Seguramente, entre jueves y viernes, Wisky y Tortoriello se reunirán en un intento para consensuar la presidencia. Entre otros, el barilochense Sergio Capozzi es una opción. El segundo -secretario general- parece reservado a Juan Martín.

El entendimiento entre el diputado y el intendente sería prioritario en el armado conjunto del Pro y, luego, de Cambiemos, que conforma con la UCR y el ARI.

Las diferencias entre Wisky y Tortoriello son múltiples, y se acumulan. Ahora se suman LA visión en refencia a la continuidad del gobernador Alberto Weretilneck (ver recuadro). El diputado sólo mantiene un forzado vínculo institucional, y el jefe comunal consolida -aceleradamente- lazos con su vecino. Repara, en realidad, una vieja relación, que se deterioró cuando Tortoriello adhirió a la formula de Magdalena Odarda-Bautista Mendioroz en 2015. Sin partido, el hoy jefe comunal utilizó la boleta del ARI. Poco a poco, el gobernador superó ese desplante, no sin algunas represalias. Hoy Tortoriello lidera el grupo del Pro que milita por un gran frente provincial con el mandatario. Lejana probabilidad. Por eso, el jefe comunal se entusiasma por otro período municipal y posterga su anhelo por su candidatura provincial.

Tortoriello: la Justicia debe definir la “re-re”
“La Justicia debe resolver esa candidatura, y hay que respetarla. Nada es concluyente. El recambio puede ser bueno y también la continuidad. Un gobierno de cuatro años puede ser un desastre y uno de 12 años puede hacer cosas todavía importantes”, dijo Tortoriello en diálogo con “Río Negro”.
Esa visión difiere -plenamente- con la postura del diputado Wisky en referencia a un tercer mandato del gobernador Weretilneck.
El diputado -que reaccionó cuando el mandatario aludió a que ejerce “el primer periodo”- alertó entonces sobre “forzar interpretaciones” y que “lo mejor es la alternancia”.
Tortoriello se recuesta en la opinión y conclusión judicial, que pide respetar cuando se expida sobre esa candidatura. Oscila en ponderaciones positivas por el “recambio” y “continuidad. La experiencia y el liderazgo tienen un gran valor, pero la alternancia también. Todo es relativo”.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.