Polémica en Catriel por entrega de tierras para complejo turístico

En el lugar se construirá un hotel, cabañas y restaurante.

Los lotes cedidos son para el yerno de la intendente Iémolo.

25 abr 2010 - 00:00

CATRIEL (ACA)- Una dura polémica se desató en la última sesión de la Legislatura de Catriel cuando se aprobó el otorgamiento de dos hectáreas de tierras ubicadas en el acceso norte de la ciudad a Alejandro Martín, propietario de las empresas Los Ñandúes y Distribuidora Martín. Más allá de las irregularidades que agitaron el debate, causó gran revuelo el hecho con la prontitud con la que se resolvió entregarle las tierras al empresario que, según se informó, es el yerno de la intendente María Rosa Iémolo. Tras un reñido debate, el cuerpo legislativo aprobó, por simple mayoría, el otorgamiento del área para erigir allí un complejo turístico con un hotel, cabañas y restaurante. El punto más cuestionado por los legisladores fue el modo en que se realizó la votación ya que no se habría tenido en cuenta el grado de discusión originado y se habría efectuado por un simple levantamiento de manos. Otra “rareza” que se observó fue que en tanto los legisladores Villablanca y Díaz, ambos del bloque oficialista, votaron por el no junto a Gattás y Germanier del PJ (MOVIC), el legislador Mariano Arceo, presidente del bloque del PJ, apoyó la postura de los oficialistas Lorenzo, Denapoli, Balmaceda y Marchiani al favor del proyecto. Quienes votaron negativamente fueron contundentes al refutar el proceder la aprobación del dictamen, ya que la nota con la solicitud de un lote en el acceso norte habría ingresado a la legislatura el 30 de marzo último, de ahí se derivó a Obras Públicas y a la semana siguiente fue presentado a debate, hecho que causó desconfianza en algunos de los legisladores que entienden que debería haber existido un mecanismo más fehaciente antes de tomar una decisión. Otra actitud que genera desconfianza es que ya tenemos el antecedente que en el 2003 y 2004 se cedieron tres hectáreas, pero los proyectos presentados aún no han sido ejecutados y el Ejecutivo no realizó el seguimiento tal como se lo exigiera el dictamen de comodato”, expuso Germanier en una radio local. En tanto, Villablanca comentó que “más allá que el que solicitó el terreno sea el yerno de Iémolo, hay irregularidades, no hay planos, no hay estudio del lote, no se previó el impacto ambiental. Hay que tener en cuenta que las parcelas están al lado del basural y del matadero, sin contar que las tierras están en la zona del proyecto del parque eólico con el cual también hay un compromiso”.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.