Positiva reacción por la restitución de beneficios en las asignaciones

Se conoció el decreto 816. “Lo logramos”, resaltó Matzen. “Torcimos el destino”, escribió Doñate. “El gobierno nacional escucha y hace autocrítica”, dijo Martín. La senadora Larraburu tenía su proyecto en el Senado.

11 sep 2018 - 10:26

El decreto N° 816 -con fecha de ayer- ratifica el trato diferencial de las asignaciones familiares para la Patagonia, que habia sido eliminado por otra norma similar de fines de julio. Esta rectificación de Nación ya tuvo repercusiones favorables de la dirigencia rionegrina.

“Lo logramos”, resaltó la diputada de Cambiemos, Lorena Matzen, que lideró la resistencia interna a la medida nacional. El fin de semana, en diálogo con “Río Negro”, adelantó sus expectativas que finalmente se formalizara este decreto de derogación del artículo de eliminación del beneficio para ciertas regiones, entre ellas, la Patagonia.

Por su parte, el diputado del FpV, Martín Doñate celebró esa restitución “después de una gran lucha y esfuerzo por concientizar sobre el peligro al que se intentaba someter a los patagónicos. Torcimos el destino y el Gobierno da marcha atrás”. Afirmó -por Twiter- que insistirá “sin descanso para que sea ley el proyecto sobre el 40% de plus que cobran jubilados y pensionados patagónicos por zona austral. Ya son más de 20 mil las firmas de Patagónicos -agregó- apoyando” y serán entregadas en Diputados “para que tomen conciencia de la preocupación y angustia que que se viven por estas horas al ver a la Patagonía en Peligro”.

En cambio, el Coordinador de Interior, Juan Martín resaltó que “esta medida vuelve a demostrar que somos un gobierno que escucha y que hace autocrítica”, demostrando que “aún el momento difícil en cuanto a las finanzas públicas, nuestra prioridad es estar junto a las familias que más necesitan”.

En lo gremial, la CTA Autónoma, con Rodolfo Aguiar en su conducción, también destacó el nuevo decreto y lo consideró que “esta marcha atrás del gobierno demuestra que en la calle podemos frenar el ajuste. Es cuestión de confianza, unidad y capacidad de organización”.

El decreto 702 derogaba ese tratamiento preferencial para algunas regiones, con escalas superiores en el pago de las asignaciones. Los fundamentos de la nueva norma recuerda que previamente se suspendió la medida y se asumió “un pormenorizado análisis” a partir de los “diversos planteos y observaciones provenientes de sectores de la sociedad”.

El decreto N° 816 precisa que se deja “sin efecto la derogación prevista en el artículo 10º del Decreto Nº 702/18” y se restituye “la plena vigencia de los artículos 8° y 9° del Decreto N° 1245/96 y sus modificatorios”.

García Larraburu ya había presentado su proyecto

Esta normativa presidencial llega cuando ya también existía en la Cámara Alta un proyecto de la senadora del FpV, Silvina García Larraburu insistiendo en una derogación general del decreto 702.

En su iniciativa, la parlamentaria rionegrina facultaba al presidente para “establecer la cuantía de las asignaciones familiares”, “los topes y rangos remuneratorios” que habilitan “su cobro de y los coeficientes zonales o montos diferenciales de acuerdo al desarrollo de la actividad económica, índices de costo de vida o de variación salarial y situación económica social de las distintas zonas”. Aclaraba que no “podrá producir una disminución del valor nominal de la asignación efectivamente percibida por un trabajador, en ninguna jurisdicción del país.”

Ese proyecto declaraba también “la nulidad absoluta e insanable” del decreto 702, alcanzando también a los montos máximos para percibir ese beneficio, que pasó de los 94.786 pesos a 83.917 pesos por grupo familiar. Así se redujo el número de beneficiados pero esa modificación no sufrió ninguna postergación y está vigente desde los haberes de agosto.

DeViedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.