Reparan la estación de tren, sin controles

El edificio es patrimonio histórico. Hay regulaciones sobre lo que se puede hacer.

21 may 2015 - 00:00

NEUQUÉN (AN).- A tres días de comenzar las obras de remodelación de la estación de trenes de Neuquén, no hay control sobre la ley y la ordenanza que declaran al edificio patrimonio histórico cultural de la provincia y monumento histórico de la ciudad. Los trabajos no deben alterar ni modificar su fisonomía original y los estados son los tutores de su preservación.

Desde el gobierno provincial, aseguraron que Nación realiza las remodelaciones sabiendo que es patrimonio y que “formalmente no se está controlando”.

Por su parte, la subsecretaría de Cultura de la municipalidad, área de la que depende el resguardo del patrimonio, dijeron que como la ley es superior a una ordenanza, el gobierno de la provincia es quien debe fiscalizar la ejecución de las tareas. Mientras tanto, los obreros continúan tapando fisuras en el techo, reacondicionando el sector de boletería y pintando paredes, puertas y ventanas.

Mientras los controles están ausentes, en el edificio trabajan albañiles en tareas de mantenimiento y refacción.

Más de 20 años

En julio de 1993 el Concejo Deliberante sancionó la ordenanza 5872 que declara de interés público y monumento histórico municipal al conjunto de edificios conocidos como Estación Neuquén del Ferrocarril Roca ubicado en lote J del denominado Parque Urbano delimitado por las calles Vuelta de Obligado, avenida Olascoaga y Vías del Ferrocarril. Años después, en noviembre de 2011, la Legislatura neuquina sancionó la ley 2779 que declara patrimonio histórico de la provincia del Neuquén a la Estación del Ferrocarril, ubicada en Vuelta de Obligado 55 de la ciudad Neuquén.

Ambas normas determinan que el Ejecutivo provincial y municipal según sea el caso, a través del organismo que corresponda, deberá adoptar las medidas necesarias para garantizar la preservación de la estación de trenes.

“Formalmente no se a designado a nadie ni ninguna dependencia está trabajando en el control. Sabemos que Nación está al tanto de que la estación es patrimonio histórico y ejecutará los trabajos conforme a eso”, aseguraron fuentes del gobierno provincial.

Además agregaron los voceros que como en una de las salas de la estación funciona la dirección General de Patrimonio Histórico Cultural, está garantizado el control.

En tanto, el subsecretario de Cultura del municipio, Marcelo Berbel, comentó que “existe una ley y una ordenanza de declaración de patrimonio de la estación. Pero la ley es superior a la ordenanza, por lo tanto es el Estado provincial el que debe encargarse de que las obras no modifiquen el fisonomía original”.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.