Río Chico va camino a ser un pueblo fantasma

Faltan fuentes de trabajo y hay problemas en la escuela, la seguridad y la salud. Escasea el combustible, no tienen gas y, para colmo, los teléfonos funcionan mal.

23 sep 2007 - 00:00

RIO CHICO (AJ).- La falta atención desde el gobierno y las escasas fuentes de trabajo convierten lentamente a Río Chico en pueblo fantasma.

Esa es la visión que tienen muchas de las 300 personas que habitan el pintoresco paraje ubicado a unos 125 kilómetros al sur de Jacobacci, por la ruta Provincial 6 y que reclaman un trato igualitario respecto al resto de los rionegrinos.

Las falencias en atención de la salud, policía y la inexistencia de fuentes de trabajo, entre otras cosas, son determinantes para que los pobladores emigren.

En los últimos quince años el pequeño paraje ha involucionado. El fuerte golpe que provocó en la población el cierre del ramal ferroviario de la Trochita, coincidió con la crisis que afectó al sector ganadero durante más de una década y fue muy difícil de asimilar.

El legendario tren a vapor era el "alma" que generaba trabajo a cerca de un centenar de pobladores y representaba un medio de comunicación muy importante, no sólo para este paraje, sino para una región. Desde 1995 a la actualidad, no hubo, ni hay una empresa que brinde este servicio en forma regular.

A ello se le sumaron fuertes crecidas del río Chico en el 2004. El agua arrasó con numerosas viviendas, cientos de hectáreas de alfalfa y mató numerosos animales. Hoy, los pobladores continúan esperando que se cumplan muchas de las promesas que los funcionarios de turno les hicieron luego del paso del agua.

Por estos días la situación va de mal en peor. Los vecinos aseguran que los zepelines que el gobierno instaló en la sala de primeros auxilios no tienen gas desde hace varios meses y, tanto las dos enfermeras como el agente sanitario y las personas que concurren al lugar para recibir atención, carecen de un lugar adecuado y calefaccionado.

Desde hace varios meses los pobladores tienen numerosas dificultados para comunicarse debido a que las pocas líneas telefónicas no funcionan correcta- mente y desde hace cuatro años no se pueden enviar ni recibir fax.

Periódicamente el pueblo se queda sin combustible y, cuando hay la Comisión de Fomento lo cobra a un precio

más elevado del que se paga en las estaciones de servicio.

El director de la escuela primaria 163 del paraje, Hugo Iannelli detalló que hace unos días un hombre apareció muerto en una acequia y no había policía en el pueblo para orientar a la familia del difunto sobre lo que debía hacer. "El pueblo está abandonado y desprotegido. Si bien son varias comisiones de fomento las que están en las mismas situaciones, en Río Chico la gente no tiene trabajo y muchos vecinos subsisten gracias a un plan Jefes de Hogar. Por eso el que puede, se va. Dependemos administrativa y económicamente de Jacobacci, pero no hay un transporte que brinde un servicio en forma regular. Por eso hemos iniciado trámites ante el gobierno para que reglamente esta ruta y haya transporte".

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.