Río Negro sale al mercado con bonos para aliviar su deuda corta

La semana próxima el gobierno emitirá $ 3.000 millones, con vencimientos de 3 a 5 años. Será para cancelar vencimientos de Letras del Tesoro.

La estrategia servirá para oxigenar la caja provincial y poder cumplir sin sobresaltos con los sueldos de junio, aguinaldos y gastos de funcionamiento.

12 jun 2017 - 00:00

Río Negro emitirá bonos por 3.000 millones de pesos en junio, para afrontar vencimientos de Letras del Tesoro, postergando la presión de la deuda de corto plazo y oxigenando a la provincia para sus obligaciones salariales y de funcionamiento.

Las Letras vencen dentro del año, y los títulos por colocar deberán pagarse entre el 2020 y 2022, es decir, dentro de tres a cinco años. De esta manera, esos compromisos de cancelación quedarán para la próxima gestión provincial.

Economía ya tiene la autorización de Nación y, seguramente, su colocación será la próxima semana. Se preveía para este miércoles pero se postergará frente al anuncio nacional de una fuerte licitación propia de un bono en pesos.

Esa disponibilidad de fondos será determinante en julio para cumplir con salarios y aguinaldos de los empleados públicos.

El secretario de Hacienda, Eduardo Bacci, confirmó esta colocación rionegrina. “Sí, se está para salir al mercado con una emisión en pesos, que permitirá financiar la totalidad de las letras emitidas en el 2016 y hasta abril de este año”, manifestó.

Río Negro emitió el año pasado más de 2.000 millones y sus pagos se van cumpliendo durante este ejercicio, considerando con los plazos de las Letras no pueden superar el año. Además, la provincia sumó otras colocaciones en los primeros meses del 2017.

Con el último presupuesto, la Legislatura autorizó la emisión de hasta 4.000 millones. El gobierno hizo extensivo ese aval de endeudamiento para la confección de un bono en pesos y Nación aceptó su emisión con esa norma aunque acordando algunas limitaciones en la colocación de las Letras.

Esa ingeniería fue evaluada y cerrada con el gobierno de Mauricio Macri en un encuentro de fines del año pasado. Participaron el gobernador Alberto Weretilneck, el senador Miguel Pichetto y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Además estuvieron el ministro de Economía, Isaías Kremer y el secretario Bacci. Todo el análisis respondía a la obtención de Río Negro de otro instrumento financiero, con el permiso nacional, para afrontar la seguidilla de vencimientos de las Letras.

Bacci precisó que el nuevo título tendrá de 36 meses (3 años) a 60 meses (5 años) aunque el plazo definitivo se resolverá con el interés del mercado.

La tasa, también, responderá a la oferta, con un permiso nacional de Finanzas de hasta cinco puntos por sobre la tasa Badlar (18,5 % a 19%). Así, según esas referencias, el interés podría llegar al 24%.

El secretario contó que la postergación de los vencimientos facilitará “el flujo de repago” de la deuda y aceptó que “oxigena financieramente” a la provincia para otros compromisos, como las obligaciones salariales.

En la negociación, Río Negro y Nación acordaron bajar la autorización de las Letras del Tesoro a 2.300 millones.

Autorización
$ 4.000
Millones es la emisión anual que habilitó la Legislatura durante la sanción del Presupuesto 2017.
Viedma

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.