Sin prórroga de deuda, Nación le sacó a Río Negro el oxígeno financiero

Weretilneck estaba invitado al acto, pero a último momento la Casa Rosada lo bajó. El gobernador acusó a Pichetto por la decisión y se cruzó con Aníbal Fernández.

13 may 2015 - 00:00

El gobierno de Río Negro fue “bajado” por segunda vez en menos de un año de un acto en la Casa Rosada para refinanciar deudas con Nación.

A fines de julio del año pasado fue porque integraba el lote de cuatro provincias -junto a Neuquén, Mendoza y Chubut- que resistían los cambios en la nueva Ley de Hidrocarburos.

Ahora la disputa tiene un fuerte tinte electoral y el gobernador, Alberto Weretilneck, sostuvo que el repentino retiro de la invitación a la ceremonia ocurrió por una intervención del senador, Miguel Pichetto.

Anoche, el propio senador y candidato a gobernador del FpV negó en Allen haber tenido algún tipo de influencia en la decisión de la presidenta de excluir a Río Negro.

Lo que confirmaron desde uno y otro sector fue que el lunes por la noche hubo un fuerte cruce entre Weretilneck y Aníbal Fernández, en el que el jefe de Gabinete recriminó una supuesta acción deliberada del gobernador para que mañana se produzca una movilización de productores frutícolas en el marco de la visita de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, a Roca.

“Nos castigan por defender la fruticultura”, dijo ayer Weretilneck. (Ver aparte)

Río Negro tenía que firmar la renovación trimestral del acuerdo con Nación, prorrogando el pago de unos 96 millones de pesos.

La decisión de no extender el convenio de desendeudamiento implica que la debería abonar un total de $ 85.159.420 durante el segundo trimestre del año y un total de $ 254.413.626 en lo que resta del año, en caso de que tampoco se prorroguen el tercer y cuarto trimestre del año, según se explicó ayer.

Por su parte, el gobernador Jorge Sapag detalló ayer a este diario que para Neuquén “son 60 millones por el primer trimestre de este año, lo que implican unos 240 millones de pesos en 2015”.

Según lo anunciado por la presentadora oficial en Casa Rosada, el “ahorro” para las provincias que firmaron será de 1.900 millones de pesos.

En el caso neuquino, para Sapag lo firmado en la víspera representa un alivio, especialmente -explicó el mismo- por el impacto de la caída de los precios de los hidrocarburos en las regalías. “Hay que recordar que estábamos en 84 dólares el barril, con el precio nacional a 77 dólares; si bien no es el internacional -ubicado entre 55 y 65 dólares-, es obvio que se afectan los ingresos. Quisiéramos que como provincia productora el panorama vaya mejorando, pero es muy bueno el posicionamiento de YPF, a partir del desarrollo de los no convencionales”, sostuvo Sapag.

El mandatario había expresado días atrás que sería conveniente que los acuerdos de refinanciación se renueven semestralmente en lugar de cada tres meses por lo que implica en materia burocrática y de practicidad.

La presidenta sólo mencionó a Río Negro cuando se refirió a la mercadería que lleva por el regreso Belgrano Cargas.

(Redacción Central / ABA)

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.