Tres muertos en 24 horas y un pueblo quebrado por el hantavirus

Con los nuevos casos, ascienden a nueve las víctimas fatales en Chubut en menos de 40 días. Técnicos del Malbrán recorrieron la región. El ministro de Salud anunció que se dará intervención judicial para que las personas indicadas cumplan de manera obligatoria el aislamiento domiciliario.

10 ene 2019 - 00:00

El brote de hantavirus en Epuyén, la localidad de Chubut ubicada a unos 40 kilómetros de El Bolsón, sigue generando conmoción. En las últimas 24 horas, tres personas de 16, 30 y 32 años murieron luego de mostrar síntomas del virus y el número de víctimas fatales ya asciende a 9.

La región de la comarca sigue en alerta sanitaria y en este momento hay otros 15 casos positivos de hantavirus (algunos recibieron el alta médica), confirmó a “Río Negro” el director del Área Programática Esquel del Ministerio de Salud del Chubut, Jorge Elías, responsable del operativo sanitario a raíz del brote.

Entre los fallecidos ayer, una mujer es oriunda de Trevelin pero tuvo contacto con personas de Epuyén afectadas con el virus y había sido trasladad el lunes al hospital de Esquel.

Cuatro personas están internadas en la sala de aislamiento y otras cuatro permanecen en la unidad de terapia intensiva del hospital de Esquel, a unos 124 kilómetros de Epuyén, que funciona como cabecera que recibe a los pacientes de la comarca.

Otras 50 personas sanas permanecen aisladas en Epuyén por el solo hecho de haber estado en contacto con casos positivos de hanta. Estos pobladores son supervisados por las autoridades sanitarias en sus domicilios.

Más información | Todo lo que tenés que saber sobre el hantavirus

También existen “otros núcleos de aislamiento en Trevelin, Cholila y El Maitén”, aclaró Elías.

Una enfermera chilena que permanece internada en el hospital de alta complejidad en Puerto Montt integra la lista de casos positivos de hantavirus. En este caso el contagio se produjo porque “una mujer de Epuyén viajó a Chile en auto junto a cuatro personas de una congregación religiosa. Estuvo asintomática durante cinco días en Palena pero falleció acá. Hasta ese momento, estuvo acompañada por una amiga suya de Chile. Estuvieron en contacto estrecho hasta que la argentina falleció y la chilena empezó con síntomas durante las últimas semanas”, relató Elías.

A raíz de esta situación, llegaron a Esquel referentes sanitarios chilenos con el objetivo de unificar criterios.

José Vergara, de la cartera sanitaria de Chile, recalcó que “no hay que desenfocar la atención, el principal riesgo para nuestras comunidades es que compartimos una eco-región donde vive el reservorio natural de la enfermedad y se dan las características para la transmisión de la enfermedad, que tiene que ver con la exposición de las personas a las secreciones del roedor colilargo”.

Elías además remarcó “el impacto emocional de trabajar bajo presión en forma ininterrumpida desde el 3 de diciembre” por parte del personal del hospital de Esquel. “Por eso, el plantel tradicional se inyectó con más personal. En el marco de la contingencia se afectó a distintos recursos humanos de la provincia de Chubut”, indicó Elías.

Aislamiento obligatorio

En paralelo, el ministro de Salud provincial, Adrián Pizzi, informó a la agencia Télam que “se pedirá por vía judicial que el aislamiento sea obligatorio y no voluntario, porque la situación es muy compleja y hay que evitar el contacto”.

Se conoce como “aislamiento selectivo” a la medida mediante la cual se le exige a los pobladores en potencial riesgo que no tomen contacto con el resto de la población.

Más información | Hantavirus: cómo es el contagio interpersonal

“Son alrededor de 60 los que están en ese status sanitario y tenemos casos de pobladores que no responden como deberían al requerimiento nuestro, por eso es que buscaremos un aislamiento obligatorio o alguna forma legal que yo desconozco porque no soy abogado pero pediré que se cumpla”, argumentó Pizzi.

El gobierno de Chubut además dispuso anteayer suspender cuatro fiestas populares de verano que se realizan en localidades de la Comarca Andina. Se trata de las fiestas nacional de la Fruta Fina (El Hoyo), del Artesano (Epuyén), del Tren a Vapor (Maitén) y del Carrero (Esquel).

En números
50
personas permanecen con aislamiento domiciliario por haber mantenido contacto con pacientes infectados.
24
casos confirmados con el virus se registran desde el inicio del brote en la Comarca Andina. Ocho fueron descartados.
El inicio del brote se presume que fue en noviembre, en una fiesta de cumpleaños a la que asistió un hombre que habría tenido el virus.
Image

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.