Una hierba tóxica causó la muerte de 150 terneros

Ocurrió en un campo de Choele. Comieron un yuyo llamado "sunchillo".

29 ene 2008 - 00:00

CHOELE CHOEL (AVM).- La presencia de un yuyo tóxico en rollos de pasto destinados a la alimentación de ganado vacuno, provocó la muerte de cerca de 150 cabezas en un establecimiento rural ubicado en el sitio conocido como Paso Piedras, en el área rural de Choele Choel. Cabe señalar que esta hierba denominada "sunchillo", pero también conocida bajo los nombres: "yuyo sapo", "mata sapo" o "clavel amarillo", es científicamente conocida como Wedelia glauca.

El productor perjudicado por esta situación, Edgardo Baglioni, habló ayer por la tarde con este medio y mencionó que "perdimos 147 terneros de un corral donde había alrededor de 340 animales, y el resto eran novillitos, vaquillonas y terneros chicos".

Baglioni sostuvo que el monto de la pérdida alcanzaría los 60.000 pesos.

Los rollos de pasto para los animales fueron adquiridos a un proveedor del Valle Medio, aunque no se conoció el nombre.

Sostuvo además que la muerte de los animales comenzó el jueves pasado, pero recién luego de algunos días se la pudo frenar.

Mencionó que los animales más afectados fueron los de menor tamaño, principalmente aquellos que estaban entre los 120 y 130 kilos.

"Si bien requerimos de inmediato la presencia de médicos veterinarios de la zona y se aplicó una vacuna, todos los esfuerzos por salvarlos fueron en vano", dijo Baglioni.

"El efecto de la vacuna sólo sirvió para atenuar por un par de horas la mortandad pero no la paró", agregó.

Tras estos sucesos, especialistas de la ciudad de Bahía Blanca tomaron muestras de lo ocurrido, las enviaron a un laboratorio a Balcarce y allí se pudo determinar que la muerte fue causada por la ingesta de esta maleza.

Luego de lo sucedido y como medida precautoria, el productor decidió quemar los rollos de pasturas para evitar que la mortandad continuara.

La hierba nociva fue identificada como sunchillo y llegó a los corrales en los rollos de pastos.

 

De qué se trata

 

Según páginas de botánica en internet, se la puede describir como una planta perenne que va desde los 40 a 80 centímetros, con rizomas horizontales, hojas opuestas con 2 ó 3 dientes basales, flores dispuestas en capítulos terminales color amarillo-naranja.

Vegeta a fines del invierno, florece en verano y da frutos en otoño. El resto del año se encuentra bajo tierra.

A pesar de tener un fuerte olor los animales de todos modos la consumen, lo que la hace aún más peligrosa.

Es generalmente encontrada en el norte y centro del país y se multiplica por rizomas o semillas, y se propaga mejor en las zonas húmedas.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.