Varados en la ruta con un paciente grave

La ambulancia de Catriel se rompió con un enfermo en estado delicado.

06 jul 2004 - 00:00

MEDANITOS (ACA).- Por un mal entendido, una ambulancia descompuesta con un paciente en estado delicado estuvo largos minutos en la ruta esperando auxilio.

Una de las ambulancias del hospital Catriel había salido poco después del mediodía rumbo a Cipolletti, pero a poco andar sufrió un desperfecto en el motor y quedó tirada en la banquina. La médica a cargo de la derivación estaba indignada pues desde Catriel, en lugar de enviar otra ambulancia para continuar el viaje, enviaron un mecánico para arreglarla, hecho que alargó aún mas la espera, aunque algunos minutos más tarde llegó otra ambulancia para continuar con la derivación.

El hecho pareció una película de enredos. Es que las primeras comunicaciones entre el conductor de la ambulancia y el hospital Catriel, no habrían sido lo suficientemente claras, razón por la cual desde el nosocomio se envió al jefe de choferes a ver qué pasaba, e intentar reparar el vehículo de emergencias. Pero poco después salió otra ambulancia de una clínica y el viaje finalmente pudo continuar.

Se trataba, según se informó, de un paciente derivado al alto Valle a terapia intensiva. Pero al llegar al kilómetro 102, el motor dejó de funcionar. Este diario llegó hasta el lugar y varios automovilistas se detenían, pero poco se podía hacer. Sólo se llevaban la impresión del enojo de Vilma Airaldo, la médica que iba a cargo de la derivación, quien manifestaba su indignación pues desde Catriel, enviaron una camioneta a reparar el rodado, en lugar de enviar otra ambulancia, con la agravante de que el paciente estaba en estado delicado, según expresó la profesional a este medio.

La responsable del hospital explicó que todo fue producto de una confusión, y que en el apuro se tomó la decisión equivocada, sin que ella tuviera conocimiento. Pero minutos mas tarde cuando le comunicaron la novedad, el asunto se corrigió. "Hubo un malentendido. No sabíamos qué tenía la ambulancia, por eso fue la camioneta con el jefe de choferes y atrás salió la ambulancia de la clínica para ayudarlos. Tenía razón la doctora en estar molesta, pero fue como pasa con el juego del teléfono descompuesto, a alguien le dijeron, y no a mí. Por eso fue el jefe de los choferes pensando que lo iba a poder arreglar. Pero enseguida salió la de la clínica", informó a "Río Negro" la directora del hospital Ivana Lorena García.

Cabe destacar que el parque automotor del nosocomio catrielense pasó momentos peores que el actual. Pero con la reestructuración que se produjo a fin de año, se repararon los móviles de que dispone, e incluso a uno de los rodados se le colocó un equipo a gas, para ahorrar dinero dado que poseía un motor naftero. Mientras tanto, se espera el cumplimiento de la promesa de las autoridades provinciales de proveer de una nueva ambulancia.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.