Vía Bariloche se quedó con el manejo del Catedral

La firma compró la mayoría accionaria.

Todavía tienen 15 años de concesión por delante.

15 dic 2011 - 00:00

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Finalmente la empresa Catedral Alta Patagonia logró transferir la mayoría accionaria. Los inversores son los hermanos Roberto y Rolando Trappa, propietarios del grupo empresario Vía Bariloche, quienes desde la década del setenta están dedicados al transporte de pasajeros en colectivos. La venta demandó meses de gestiones, con diferentes inversores, entre ellos el banco Macro. En la Región, Vía Bariloche compró el año pasado la mayoría accionaria de la firma de transporte Ko Ko, al igual que lo hicieron anteriormente con la aérea Sapse y hace algunos años con la empresa El Valle. Según pudo averiguar este diario “la familia Trappa, mediante un acuerdo arribado con la cúpula de Catedral Alta Patagonia SA, ha accedido al control de la sociedad”. Esto fue informado mediante un correo reservado, en las altas esferas de la empresa concesionaria de los medios de elevación del principal centro invernal de Sudamérica. “La venta de la empresa se concretó merced a las diferencias que existían entre los anteriores responsables de la empresa, que a partir de ahora han quedado subsanadas”, revelaron las fuentes. Las cenizas del volcán Puyehue influyeron en forma determinante en la venta de la empresa, en cuyo directorio las diferencias entre Juan Cruz Varela y Natalia Lamota, socios mayoritarios, se habían acrecentado durante el último año. Ambos lograron reposicionar al cerro Catedral como el mejor complejo invernal de Sudamérica, después de la muerte de Alberto Lamota, padre de Natalia, y el retiro de la empresa del grupo encabezado por Williams Reynal. Pese a ello, y a haber modernizado íntegramente la montaña, diferencias societarias literalmente dividieron a la sociedad en dos empresas. La parte operativa había quedado en manos de Juan Cruz Varela, quien está en la montaña desde 1982, cuando su padre se adjudicó la licitación internacional convocada por el gobierno nacional, después de la quiebra de Lagos del Sur S.A. La familia Varela compartió la administración de Ladobueno SA con los Eiras y Santa Cruz. En 1997 Varela transfirió la empresa Ski Word S.A., adjudicataria de la licitación provincial para modernizar el centro invernal al empresario William Reynal, pero retornó a la misma en el 2001. Natalia Lamota, actual presidenta del directorio y encargada de la esfera comercial de la empresa, ingresó después de la muerte de su padre, ocurrida en un accidente de esquí en Catedral, y junto a Juan Cruz Varela logró completar la modernización integral de la montaña. Después de ello, surgieron diferencias imprevistas y la sociedad ingresó en un sinfín de problemas domésticos, que se potenciaron por la crisis económica y volcánica que enfrenta la región. La transferencia del paquete accionario implica la venta de los futuros 15 años de concesión, pero también abriría la posibilidad de desarrollar el emprendimiento inmobiliario en la montaña, previsto en el pliego de licitación, pero nunca concretado. Asimismo, los nuevos accionistas del cerro Catedral podrían construir un hotel de alta gama en la base del centro invernal, incluido en el pliego de licitación.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.