YPF se asocia con Vila-Manzano en la exploración

Sobisch les adjudicó dos áreas a los dueños de Ketsal-Kilwer en el 2007.

Las recibieron gratis y no hicieron ninguna inversión porque no están obligados.

29 nov 2010 - 00:00

NEUQUÉN (AN).- Poco antes de su retirada del gobierno en 2007, Jorge Sobisch adjudicó dos áreas hidrocarburíferas marginales a la empresa Ketsal-Kilwer de la firma multipropósito Vila-Manzano, que no son otros que los empresarios Daniel Vila y José Luis Manzano, éste último ex funcionario menemista. “Sobisch hizo un revoleo de áreas y Ketsal-Kilwer se quedaron con dos áreas sin poner un peso y con una metodología de cesión que no los obligaba a hacer ninguna inversión hasta después de terminada la concesión”, graficó una alta fuente del área energética de Neuquén. Ketsal-Kilwer se adjudicaron los bloques con un compromiso de inversión de seis millones de dólares: 2,25 millones en Corralera, y 3,7 millones en Matamoras. Y aunque a tres años de aquel compromiso no han invertido siquiera un centavo, no existe en el contrato cláusula que permita una sanción y mucho menos hacer caer el compromiso. La concesión de las áreas Corralera y Matamoras realizada por el gobierno sobischista que se marchaba con más penas que gloria pasó desapercibida en un momento que el interés de exploración era prácticamente nulo para las mayorías de las empresas. Tres años después Ketsal-Kilwer son noticia pero no por aquella gestión que les salió gratis sino porque, según se supo, están muy cerca de asociarse con YPF para explorar las áreas que ligaron gracias a la generosidad sobischista. “Lo que se puede decir es que esta empresa, a la que hemos estado siguiendo desde hace un par de años, no ha incumplido ningún punto. Tampoco hicieron nada”, afirmó un alto funcionario de la empresa provincial Gas y Petróleo (G&P) de Neuquén. El tema fue revelado la semana pasada por el sitio digital Política On Line y confirmado a este diario por fuentes cercanas al área energética y a la empresa que hace unos días obtuvo compromisos de inversión de 85 millones de dólares durante la licitación de 13 áreas hidrocarburíferas secundarias. La alianza con YPF está cerca de concretarse. Sólo restaría la aprobación de los directivos de ambas empresas, quienes sin embargo se han comunicado con G&P para explicar cuál es el escenario. Resta, así, la habilitación formal de la provincia. “Informalmente nos comunicaron que el acuerdo existe, pero todavía deben presentar la documentación correspondiente”, explicaron allegados a G&P. En la antesala de un año prometedor para la actividad hidrocarburífera en la provincia -sobre todo en lo que respecta a yacimientos no convencionales- YPF sola o asociada se ha presentado en la mayoría de las licitaciones públicas y en el marco de un agresivo plan de exploración esta alianza con la empresa del grupo Vila y Manzano se reduce a una operación más. Para los empresarios, está claro, se trata de un negocio redondo.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.