Zapala busca volver a la normalidad

La Provincia informó que se logró poner en servicio la línea de alta tensión que abastece a la localidad desde el sistema interconectado. Si no surge ningún imprevisto, mañana vuelven las actividades escolares y administrativas que estaban suspendidas.

29 jul 2018 - 01:34

Los obreros del Ente Provincial de Energía de Neuquén lograron finalizar la reparación provisoria de las ocho torres que colapsaron durante el temporal de hace 10 días y poner en servicio la línea de alta tensión de 132 kilovoltios que abastece a Zapala y a la zona del oeste de la Provincia desde el sistema interconectado.

La situación, que se “resolvió en tiempo récord”, según informaron desde el EPEN, permitirá que la actividad escolar y administrativa de la ciudad del centro neuquino se normalice mañana. También volvió el alumbrado público y el servicio se extendió hacia las empresas del sector minero.

Ayer, el equipo de trabajo del EPEN realizó el corte de energía necesario para reconfigurar el sistema desde la estación transformadora Zapala y conectar la línea de alta tensión reparada, para normalizar el suministro desde el sistema interconectado hacia Zapala y todo el oeste provincial, que se concretó aproximadamente a las 7.30. Desde el organismo eléctrico provincial se destacó “la labor de todo el equipo de trabajo que volcó su conocimiento, dedicación y compromiso a la tarea”, que permitió “restituir el servicio y reconectar la línea lo más rápido posible”, informaron en un comunicado oficial.

El gerente del EPEN, Raúl Barahona, explicó que “se lograron fabricar todos los elementos necesarios para la reparación de las torres que sufrieron deterioro” lo que permitió restablecer el servicio.

La reparación definitiva implicará el desembolso de cerca de 21 millones de pesos, con lo que se lograría reparar la línea de alta tensión que se dañó durante las nevadas.

La falla, que ocurrió el 19 pasado, afectó a los municipios de Zapala, Las Lajas, Loncopué, Caviahue, Aluminé, El Cholar, El Huecú y Villa Pehuenia.

En la mayoría de las localidades se lograron soluciones provisorias que permitieron hacer frente a la emergencia aunque en Zapala y Las Lajas la situación fue más compleja: se apeló a grupos electrógenos alquilados que permitieron brindar energía aunque con dificultades por lo que se suspendieron las actividades escolares y administrativas.

Si no se registra ningún inconveniente mañana la vida cotidiana volvería a la normalidad, tras varios días complejos.

El sector que mayor impacto sintió con la caída del sistema eléctrico fue el comercial, que reclamó acciones concretas para hacer frente a las pérdidas. El gobierno provincial anunció créditos y otros paliativos impositivos para los afectados.

Lo que ocasionó el desperfecto
El frío y el viento hicieron colapsar hace 10 días ocho columnas de alta tensión y tres kilómetros de conectores.
El gerente general del Ente Provincial de Energía del Neuquén, Raúl Barahona, indicó, en ese momento, que el frío formó “manguitos” de hielo sobre las líneas de alta tensión y cuando el viento comenzó a soplar hizo que las columnas de hormigón se rompieran. Detalló que “se partieron 8 columnas de 22 metros y 3 toneladas y media de peso, pero también en la línea de 33 Kv que es paralela se cayeron todos los conectores de un tramo de tres kilómetros”.
Zapala y las localidades del oeste neuquino quedaron fuera del sistema interconectado hace diez días cuando colapsaron ocho torres de alta tensión.
Zapala

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.