Amplio repudio por la intimidación a periodista

Políticos y sindicalistas se solidarizaron con el trabajador de prensa. El camarógrafo fue recibido por el obispo neuquino.



NEUQUEN (AN).- El periodista Carlos Monsalve, quien sufrió una serie de atentados intimidatorios y el robo de su cámara filmadora, recibió anoche la solidaridad del obispo Agustín Radrizzani. Además, reveló que ya en marzo pasado “un allegado al MPN me ofreció dinero a cambio de que le diera otro ángulo a la información de lo que ocurría en Neuquén”. No quiso revelar su identidad.

Radrizzani se reunió media hora a solas con Monsalve y luego dijo que “una sociedad en paz no se construye con amenazas. Espero que estas cosas no se vuelvan a repetir y aquellos que trabajan para que la gente esté informada, sigan con su labor”. La reunión fue muy emotiva y tanto el sacerdote como el periodista estuvieron al borde de las lágrimas.

Un amplio espectro repudió ayer las amenazas a Monsalve, corresponsal del canal de cable Todo Noticias en esta capital. Durante la mañana, la radio LU5 lo cruzó al aire con el gobernador Jorge Sobisch, quien le expresó su solidaridad desde España. “Gracias, veremos cómo termina esto”, le contestó el periodista.

Otro que se puso a su disposición fue el vicegobernador Jorge Sapag, mientras que el Concejo Deliberante lo recibió a la tarde en sesión especial.

Como se informó ayer, Monsalve sufrió una serie de intimidaciones y fue asaltado el sábado a la tarde en plena calle por un sujeto armado que sólo le robó la filmadora con la cual trabaja. Horas después, el domingo a la madrugada, le llenaron el auto de basura y destrozaron la calcomanía de TN que tenía en la luneta.

El ministro de Gobierno, Jorge Gorosito, lo recibió ese mismo día y le puso custodia policial permanente. En esa reunión, Monsalve le reveló que el director de Información Pública, Pedro Alejandro Salvatori, le había preguntado por un supuesto “ensañamiento” de TN con el gobierno neuquino, y le reconoció que “hay sectores incontrolables dentro del MPN”.

Ayer el caso llegó al ministerio del Interior a través del bloque de legisladores de la Alianza, que además emitió un comunicado en el cual exigió “que se aclare el episodio y la identidad de los responsables de estas prácticas criminales”.

En tanto, los trabajadores de Radio y Televisión del Neuquén, compañeros del periodista amenazado, se preguntaron si quienes asaltaron a Monsalve “fueron ladrones comunes, que pudieron robar sus otras pertenencias pero no lo hicieron, o sujetos incontrolables dentro del MPN, como dijo Salvatori”.

Agregaron que “estos sujetos se mueven tenebrosamente amparados por la sombra de la impunidad” y exigieron “el esclarcimiento de este grave hecho”. Monsalve “es un trabajador, un ciudadano que merece que se pongan en funcionamiento todos los mecanismos para esclarecer este atentado”.

El sindicao de prensa, por su parte, también relacionó las amenazas con la frase de Salvatori, y recordó todos los casos de intimidaciones y presiones a periodistas neuquinos ocurridas en los últimos tiempos.

“Pasan los años y los gobiernos y ningún caso ha sido esclarecido. Será porque quienes los realizan están seguros de que no pasará nada”, dice el comunicado. El gremio responsabilizó “al gobierno provincial por todo lo ocurrido y por lo que le pueda suceder en adelante a los trabajadores” del sector.

Despido en radio municipal

NEUQUEN (AN).- El periodista de la radio municipal Sayhueque, Juan Pablo Grigioni fue despedido de la emisora comunal presuntamente por razones políticas. El trabajador de prensa estaba bajo contrato hace siete años y oficialmente se le informó ayer que no se le renovará el acuerdo. El director de la emisora, Pablo Montañés, dijo que desconocía las razones de la finalización del contrato, por cuanto no había podido hablar sobre el tema con los funcionarios municipales.

“Yo creo que son razones políticas vinculadas con el trabajo que hago. Cuando fue el juicio -de los ATN- se me indicó que a funcionarios del Ejecutivo municipal no le gustaba que se le realizaran notas a la oposición o al gremio municipal”, dijo Grigioni.

El profesional indicó que “nunca tuve un apercibimiento, no hubo incumplimientos de trabajo y en el despido ni siquiera se esgrimen razones presupuestarias, lo de la finalización del contrato fue una excusa”, sostuvo.


Comentarios


Amplio repudio por la intimidación a periodista