Regularizaron los lotes de Llanquihue

Varias familias del barrio de Bariloche podrán acceder a la titularidad.



#

Además de encontrar una solución para los vecinos, también habrá expropiaciones para viviendas.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Concejo Municipal sancionó ayer la ordenanza que declara sujetas a expropiación las parcelas donde se asienta el barrio Llanquihue, cuyos ocupantes esperan desde hace años acceder a la titularidad de la tierra.

El plan de regularización ofrece en realidad un menú de soluciones para casos distintos, porque en Llanquihue conviven familias que llevan 40 años en el lugar con otras de asentamiento reciente.

De modo que algunos ocupantes irregulares están en condiciones de tramitar la titularidad por "prescripción del dominio" en razón de que acumulan 20 años o más de posesión efectiva de los inmuebles.

Para el resto la solución sería la expropiación, lo cual requiere una ley provincial. Por eso la ordenanza incluye como anexo una propuesta del texto que será enviado a la Legislatura.

El proyecto fue presentado en 2006 por el intendente Alberto Icare, pero luego sufrió varias modificaciones durante su estudio en el Concejo. El proceso de regularización planteado por la ordenanza tiene un horizonte de 15 años y prevé que los vecinos paguen los terrenos en cuotas accesibles y al mismo valor de la expropiación.

El gran avance para ellos es que la ordenanza frena las demandas de desalojo y les permite también consolidar las casas y la infraestructura urbana.

La concejal Guillermina Alaniz, que trabajó en la reformulación de la ordenanza, dijo que la provincia "no debería tener ningún problema" en aprobar la expropiación, porque el compromiso de pago es del municipio.

No existe aún una estimación de la cantidad de lotes a expropiar ni de su costo, porque antes es necesario apartar los que pueden ser titularizados por juicio de usucapión y los que ya son propiedad del municipio por compras anteriores.

Villa Llanquihue está ubicada a unos 23 kilómetros del centro de Bariloche y es el único asentamiento en la zona de Llao Llao. De acuerdo al último relevamiento municipal, viven allí unas 100 familias, el 51% de la población tiene menos de 19 años, y el 95% de los chicos están escolarizados.

La desocupación, hasta el año pasado, alcanzaba el 36,7% y el 70% de los jefes de hogar recibía algún programa asistencial. La mitad de las casas tienen letrina exterior y siete de cada diez hogares usan leña como principal combustible para cocina y calefacción.

Según el fundamento de la ordenanza, en Bariloche son cada vez más numerosas las familias que deben vivir en lugares "de paso" durante años y conforman "barrios enteros sin la tenencia legal de la tierra, con la consecuente falta de servicios, equipamiento".

Frente a esa realidad, la política del municipio apunta a "evitar la erradicación de los ocupantes y agotar todas las estrategias posibles" para no exponer a las familias a "la incertidumbre del desarraigo".


Comentarios


Regularizaron los lotes de Llanquihue