Relocalizarán a vecinos de los faldeos

En las laderas del cerro Curruhuinca podría haber zonas de desmoronamientos



#

En San Martín quieren evitar problemas con quienes viven en la zona de laderas del cerro Curruhuinca.

Archivo

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- El intendente Juan Fernández ratificó la necesidad de relocalizar familias asentadas en un sector crítico de los faldeos del cerro Curruhuinca por riesgos de deslizamientos, pero a la vez comprometió ante los potenciales damnificados la confección de un plan “integral” para facilitar evacuaciones. Fernández mantuvo reuniones con los vecinos ubicados en las respectivas prolongaciones al norte de las calles Elordi y Sarmiento, entre otros puntos que dan a los faldeos con peligro de desmoronamiento de piedras. También participaron el secretario de Obras Públicas, Santiago Rojas; de Planeamiento y Desarrollo Sustentable, Alberto Pérez, y los subsecretarios de Gestión Ambiental, Gonzalo Salaberry; juntas vecinales, Andrés Freisztav; y los asesores legales de la comuna, Hugo Burgenik y Edgar Bertero. A partir de los informes que suministrara el Instituto Nacional de Geología y Recursos Minerales, dependiente del Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar), el municipio planteó una vez más la desocupación de los puntos críticos. Otro de los estudios, realizado por la consultora Halcrow a propósito del Promeba en esos faldeos, identifica zonas de alto riesgo por “caída o avalancha” de Rocas en el mismo sitio. Todos los trabajos técnicos indican la imposibilidad de realizar protecciones ante eventuales caídas de rocas y peñascos o deslizamientos de suelos en ese sector, ya que las intervenciones con ese fin podrían resultar peligrosas a la par de ineficaces. Sobre esa base se elaboró un principio de acuerdo con los vecinos, que “posibilitará avanzar en una propuesta integral del municipio para la relocalización definitiva, con medidas complementarias que permitan actuar en el corto plazo en función de soluciones más allá de lo coyuntural”, se indicó oficialmente al término del encuentro. Como ya informó este diario la pasada semana, se trata de 30 personas que integran cinco familias asentadas al pie del Curruhuinca, directamente por debajo de un peligroso afloramiento de piedras. En aquella ocasión, el director de Juntas Vecinales, Andrés Freisztav admitía que “es difícil decirles a familias que viven allí, algunas desde hace muchísimos años, que tienen que abandonar el lugar. Por otra parte hay situaciones en las que hay que buscar el sitio alternativo y esto es complejo. Algunos pobladores lo entienden pero a otros les cuesta más”.


Comentarios


Relocalizarán a vecinos de los faldeos