Renuevan concesión once años antes de que venza

Es el contrato por el centro de esquí de Caviahue. Fernández Dotzel: "El que cumple tiene premio".

NEUQUEN (AN).- El gobierno de la provincia le renovó once años antes de que venciera, el contrato de concesión a la empresa «Compañía de los Andes», que gerencia el centro de esquí de Caviahue. La concesionaria de Andorra deberá concluir con la instalación de la telesilla cuádruple, mejorar la pista de descenso y construir dos hoteles, para uno de los cuales el gobierno le cedió un terreno en la base del cerro.

En el 2001 la concesión del centro de esquí de Caviahue fue adjudicado a la firma andorrana «Compañía de los Andes», a cambio de que la contratista realizara obras de infraestructura por 1.800.000 dólares y mantener el funcionamiento de las instalaciones existentes al momento de asumir el gerenciamiento del lugar.

La concesión vencía en el 2016, pero el gobierno de Jorge Sobisch se adelantó y once años antes de que caducara, decidió renovar el contrato por 15 años más. Con esto, los andorranos se quedaron con la administración del centro de esquí hasta el 2031. El ministro de Producción de la provincia, Marcelo Fernández Dotzel aclaró que posibilidad estaba contemplada en el contrato original y que la política del gobierno es «el empresario que cumple, tiene premio».

«La concesionaria cumplió con todas las pautas exigidas para el desarrollo del cerro, un nuevo medio de elevación, el desarrollo de la infraestructura existente y la construcción de una confitería, un hotel y un restaurante que ya están terminados. Superó en cuatro años lo que se pidió para los quince años. Por esto se hizo uso de una de las cláusulas del contrato original, que estipulaba que si la empresa cumplía con las inversiones el gobierno estaba facultado para ampliar el plazo de concesión», explicó el ministro que ayer participó, junto al gobernador JOrge Sobisch, de la firma del nuevo contrato en Caviahue.

Los primeros tres años de la concesión de la empresa de Andorra sembró entre los legisladores de la oposición y el sector empresario, serias dudas sobre el cumplimiento de las inversiones comprometidas, cuánto se invirtió realmente y sobre si la empresa había presentado realmente un plan de inversiones (ver aparte). Con la renovación del contrato de concesión, Compañía de los Andes quedó comprometida a concluir la instalación de una telesilla cuádruple que, según Dotzel, estará terminada en corto plazo, a la puesta en funcionamiento de otro medio de elevación hasta la cumbre del volcán que complemente los ya existentes y el mejoramiento de los ocho kilómetros de pista de descenso.

Además, la empresa se comprometió a construir dos hoteles, uno en la localidad de Caviahue con capacidad para 400 plazas y otro de similares características en la base del cerro. Para este último, el gobierno neuquino les cedió el terreno, aunque el ministr aclaró que en este segundo contrato el estado no realizará aportes no reintegrables como los entregados en el contrato original. «El año pasado Caviahue contaba con 450 plazas disponibles, y con estos emprendimientos nuevos más los que ya se están realizando, se prevé que en el 2007 la localidad contará con un total de 2.200 plazas», comentó Fernández Dotzel en comunicación telefónica con este diario.

Otra de las inversiones que la firma deberá cumplimentar en el 2007 es la instalación de cañones de nieve que permitan mantener el centro de esquí en condiciones de uso aun en años en los que las nevadas no sean abundantes.

Dudas sobre el cumplimiento de inversiones

NEUQUEN (AN).- Al cumplir los tres años de administrar el centro de esquí de Caviahue, la empresa de Andorra, «Compañía de los Andes», fue puesta bajo un manto de sospechas. El año pasado legisladores de la oposición y parte del sector empresario hicieron públicas sus dudas sobre el cumplimiento de las inversiones comprometidas por la firma en el contrato.

En esa oportunidad los diputados y los empresarios manifestaron que no estaba en claro cuánto había invertido hasta ese momento la concesionaria, cuál era el estado de las obras que debía ejecutar y que, pese a todo, la empresa consiguió de parte del Estado provincial una serie de beneficios y aportes no reintegrables. Inmediatamente después de difundidas las críticas, el presidente de la «Compañía de los Andes», Jaume Ros Puig subirá salió a defender su gestión al frente del centro de esquí y aclaró que en los tres primeros años llevaban invertidos unos 3.000.000 de pesos y las obras estaban a punto de ser terminadas. Negaron además haber recibido aportes del estado provincial, sino que se trató de una compensación por deudas que quedaron de la concesión provisoria de un año, previa al contrato del 2001. Los puntos cuestionables en ese momento fueron que la empresa obtuvo un predio de 50.000 metros cuadrados a un dólar el metro, cuando a los particulares se vendía a ocho dólares, que la provincia le habría prometido a la firma subsidios por alrededor de 460.000 dólares para afrontar las temporadas 2002, 2002 y 2004 y que el Estado neuquino afrontó los costos de varias obras de infraestructura, como la instalación de una red eléctrica para un centro de elevación, que demando otros 500.000 pesos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora