Renunció el segundo de Manganaro en el ministerio

Omar Raimondo dijo que se va por razones personales. Pero dimite en medio del escándalo de los campos que se atribuyen al ministro. Admitió que es imposible no ge

NEUQUEN (AN)- El segundo de Luis Manganaro en el ministerio de Seguridad, Omar Raimondo, renunció ayer sorpresivamente al cargo. Oficialmente informó que fue "por razones personales", pero admitió que "uno no se puede retirar de esta área sin generar suspicacias".

También destacó durante su gestión "realicé una tarea en silencio de coordinación de grupos de trabajo muy valiosa", pero reconoció, tras un largo suspiro, que "la vehemencia y la personalidad del ministro del área a veces produce que se desvíe la atención".

Altas fuentes de la Policía consultadas ayer lamentaron la dimisión. "Se nos va el amortiguador que teníamos entre la Jefatura y el ministro", dijo un calificado vocero de la fuerza. Añadió que "en la semana recibimos algunas señales de que esto podía pasar. Los problemas personales existen, los últimos días lo vimos decaído y no sabíamos si era por sus cuestiones particulares (tiene un familiar enfermo) o por el tema de Manganaro".

Es que la deserción de Raimondo de la subsecretaría de Seguridad coincide con el escándalo del presunto enriquecimiento ilícito del ministro Manganaro, sumada a la revelación de este diario de que se le atribuye la propiedad de valiosos campos en la provincia de La Pampa.

La versión sobre la renuncia circuló desde la mañana, y el ahora ex funcionario la hizo pública a la tarde, en el programa "Segunda Edición" que se emite desde las 18 por la radio LU5. Aunque habló en todo momento de "problemas personales", el conductor le comentó:

-Resulta llamativa su decisión, porque justo ahora... no sé si me entiende...

-Le entiendo perfectamente, pero repito que es una cuestión personal.

El "justo ahora" es una alusión, que ninguno de los dos interlocutores hizo explícita, al escándalo de los campos.

Cuando "Río Negro" publicó la historia del campo La Mota, que también es investigado por la justicia penal, el gobernador Jorge Sobisch salió a respaldar a su ministro. Rompiendo su costumbre de no hablar de causas judiciales, hizo saber que Manganaro contaba co todo su apoyo y lo ratificó en el cargo aunque nadie le había pedido la renuncia.

Raimondo empezó su trayectoria como funcionario municipal de carrera y se fue al Banco Provincia de Neuquén cuando Manganaro asumió la presidencia de la entidad, en la anterior gestión sobischista. En diciembre del año pasado, cuando su jefe fue desplazado en forma imprevista hacia el ministerio de Seguridad y Trabajo, lo acompañó como subsecretario de la sensible área de Seguridad.

Ayer cuando intentó explicar los motivos de su alejamiento dijo que "éste es un cargo muy ejecutivo, muy dinámico, demanda una dedicación que no le voy a poder dar, y no se puede 'flotar' en estos cargos. Confiaron en mí para una tarea plena, y no 'part time'. El ministro y el gobernador conocen las razones de fondo por las cuales me voy, las comparten y respetan".

Su perfil notablemente bajo contrastó siempre con la alta exposición de Manganaro. En los hechos se hizo cargo de la conducción de la Policía, ya que todas las decisiones de la Jefatura las consultaban y consensuaban con él.

Se manejó con un grupo selecto y reducido de oficiales, pero el trato distante y frío que mantuvo con la tropa lo convirtió en casi un desconocido para la gran masa de suboficiales.

Notas asociadas: "El país más seguro para estas operaciones" Muchas tierras en poder de firmas sospechosas  

Notas asociadas: "El país más seguro para estas operaciones" Muchas tierras en poder de firmas sospechosas  


Comentarios


Renunció el segundo de Manganaro en el ministerio