Reparar los caminos, prioridad para el Idevi

Son 270 kilómetros con muchos problemas. Pretenden terminar el matadero de San Javier.



#

Sacar la producción del Idevi exige caminos en condiciones. Y la temporada ya está en puerta.

RÍO NEGRO

VIEDMA (AV).- La recomposición de una red vial, de 270 kilómetros de caminos rurales, asoma como el primer punto en la agenda de prioridades de la nueva gestión en el Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (Idevi), encabezada en la actualidad por Marcos Castro.

Este sistema que rodea y se introduce en la colonia, en las inmediaciones de esta capital, exige por lo menos con “urgencia” el alquiler de una máquina vial para atender las zonas más críticas, y apurar un convenio con la Dirección de Vialidad Rionegrina a fin de acondicionar el resto; indicó el funcionario a “Río Negro”.

Este requisito es fundamental, tomando en cuenta que con el deterioro patrimonial de los últimos 20 años del Idevi, sólo quedó en poder del organismo una motoniveladora (de color verde) modelo 1958 cedida por Vialidad Nacional, y que en la actualidad se encuentra fuera de funcionamiento. En 15 días, aproximadamente, estarían destrabando pasos administrativos como para iniciar las reparaciones.

Castro habló de un “trabajo integral y de articulación” con organismos como Vialidad para “cubrir la necesidad del sector productivo” al que se le avecina la temporada agrícola fundamentalmente, y que requiere de buenas condiciones de transitabilidad a fin de mejorar la circulación hacia los centros de abastecimiento.

Por otro lado, escribió en su memorándum interno la reactivación de un loteo social de terrenos, y que se concluya la instalación de un matadero de pequeños animales en la vecina localidad de San Javier.

El funcionario, y su equipo de conducción -con Roberto Cancio en la Gerencia General- ya está perfilando el nuevo presupuesto aunque evitó brindar precisiones en virtud de que, dentro del ente, están realizando trámites para ejecutar los remanentes de las gestiones anteriores.

“No se puede desconocer que nuestro desembarco (en el Idevi) -apuntó- fue como consecuencia de cuestiones por resolver, y por distintos motivos hubo renuncias, que también generaron consecuencias en el manejo administrativo”.

Consideró que “uno, no puede ejecutar un presupuesto si no está todo el nivel de firmas en condiciones y si no lo tenés (en todos los estamentos y por renuncias), generás un parate innecesario”.

La referencia está ligada a que desde la llegada al gobierno por parte del Frente para la Victoria, el Idevi -entre interventores y presidente elegidos por ley- estuvo en manos de cuatro funcionarios distintos.

El último cálculo de gastos y recursos, del cometido encarnado por Mario Sabbatella rondaba los 20 millones de pesos, de los cuales casi 10 millones iban a sueldos, y el resto a obras.


Comentarios


Reparar los caminos, prioridad para el Idevi