presidente



La salida de Malcorra presenta un dilema para los radicales y para el propio Mauricio Macri.

Significa la pérdida de un ministerio para la UCR -lo cual supone muchos empleados radicales desempleados- y se suma a que el cargo de ministro de Defensa, que ocupa otro radical, Julio Martínez, quedará vacante porque éste irá como candidato a senador nacional por La Rioja. A estas bajas se suma la situación del tucumano José Cano con problemas judiciales, ya que un fiscal federal lo imputó por un presunto negociado con Corea del Sur.

Así las cosas, los aliados del PRO en Cambiemos -que por lo bajo expresan malestar por el escaso protagonismo que les da el Presidente dentro de la alianza- se encuentran en estado de alerta.

El escenario implica además un problema para Macri porque se viene el cierre de listas para las legislativas. Y si Macri no le da ministerios a los radicales, deberá negociar candidaturas.

Es conocido el descontento que existe por parte de algunos referentes dentro del partido centenario que consideran que el PRO no les dio el suficiente protagonismo que merecían, e inclusos algunos realizaron criticas hacia la gestión de Mauricio Macri.

En las próximas elecciones legislativas, la UCR renueva 24 de sus 39 diputados nacionales, y en el Senado renueva 3 de los 9 escaños que posee. La intención es fortalecese en el Congreso.


Comentarios


presidente