Reproducen células nerviosas humanas

Permitirán desarrollar los nervios para sustituir tejidos dañados en pacientes con apoplejía, Alzheimer o Parkinson



MELBOURNE, Australia (EFE).- Dos científicos australianos han conseguido reproducir en el laboratorio células nerviosas humanas a partir de células madre embrionarias, lo que permitirá encontrar nuevos tratamientos para las enfermedades degenerativas, según anunciaron ayer.

El descubrimiento fue realizado por Alan Trounson y Martin Pera, investigadores del Instituto de Reproducción y Desarrollo de la Universidad de Monash en Melbourne, con la colaboración de colegas en Israel y Singapur.

Científicos norteamericanos se habían adelantado a los australianos al descubrir la forma de mantener y multiplicar este tipo de células, pero los australianos consiguieron reproducirlas.

El hallazgo, según sus descubridores, permitirá desarrollar los nervios necesarios para sustituir los tejidos dañados en los pacientes con Alzheimer y Parkinson, e incluso solucionar los problemas causados por la apoplejía.

La apoplejía, o paralización súbita del funcionamiento del cerebro por la falta de riego sanguíneo en el cerebelo o en las meninges, causa la parálisis de parte de los nervios del paciente, y la posibilidad de crear nuevos nervios evitaría estas fatales consecuencias.

Hasta el momento, la ciencia había conseguido producir cultivos de epidermis y de cartílagos humanos, pero jamás de células nerviosas.

Las células nerviosas humanas creadas por el grupo de la Universidad de Monash también podrían utilizarse para reparar tejidos nerviosos dañados y ofrecen la posibilidad de producir nuevos tejidos, e incluso órganos para trasplantes.

Las células madre embrionarias derivan de un embrión humano y disponen de “pluripotencialidad”, es decir, son susceptibles de convertirse en cualquier célula del cuerpo humano.

El grupo de Monash ha mostrado que es posible jugar con las células madre embrionarias de los humanos, controlarlas y dirigirlas dentro del laboratorio y convertirlas en células específicas del cuerpo.

“Hemos conseguido aislar unidades de una serie de células madre embrionarias y obligarlas a formarse como células nerviosas”, explicó Trounson.

“Si ahora conseguimos que estas células nerviosas produzcan dopamina podremos emplearla para tratar la enfermedad del Parkinson o para reparar los tejidos nerviosos cuando hayan sido dañados”, indicó.

El próximo reto consiste en producir células sanguíneas y musculares, indicaron los científicos australianos.


Comentarios


Reproducen células nerviosas humanas