Repsol niega la imputación del gobierno neuquino

NEUQUEN (AN).- La empresa Repsol YPF desmintió ayer al gobierno provincial que la denunció por un derrame de 350 mil litros de petróleo que había ocurrido el pasado 18 de octubre, en la zona de Auca Mahuida. Como consecuencia del incidente, la provincia le quitó la licencia ambiental a la compañía para operar en los yacimientos ubicados en el área afectada.

"En el mes de octubre hubo un derrame accidental de petróleo en las instalaciones del yacimiento Señal Cerro Bayo, al pie del volcán Auca Mahuida, en esta provincia", reconoció ayer la compañía en un comunicado.

Según la empresa, "el acontecimiento accionó de forma inmediata la implementación de un plan de contingencia por el cual Repsol YPF dio aviso a los entes de control, tanto a nivel provincial como nacional".

"No hubo una afectación de arroyos ni vertientes ni de flora y fauna ya que el líquido se canalizó a través de un cauce seco, lo que permitió que el saneamiento se efectuara con mayor celeridad. El operativo fue realizado en colaboración de empresas contratistas prestadores de servicio", añadió la compañía.

Señaló que "paralelamente, autoridades de la provincia se hicieron presentes en el lugar para verificar y chequear que las tareas de remediación se efectuaran siguiendo las formativas provinciales exigidas para el caso".

El viernes el gobierno anunció que denunció a Repsol por el derrame de petróleo en Auca Mahuida. Los funcionarios afirmaron que la empresa no avisó a la provincia del hecho y la advirtieron que actuó en forma negligente para controlar el derrame.


Comentarios


Repsol niega la imputación del gobierno neuquino