Repudian agresión de una madre a una profesora en Cipolletti

"Son situaciones graves e inusuales", dijo una docente.




CIPOLLETTI (AC).- La agresión que sufrió una profesora de química por parte de la madre de una alumna a la que había reprobado, generó muchas voces de repudio.

La supervisora del Nivel Medio, Isa Divano, aseguró que "este tipo de situaciones son muy graves para el sistema educativo. Son hechos inesperados e inusuales. No poder poner la palabra, el debate, el diálogo por encima de todo, no es propio de las personas".

Divano aclaró que "según los registros que tenemos sobre las acciones que perturban la vida escolar, las agresiones hacia los docentes no son tan comunes. Sí entre los mismos alumnos. De todas maneras hay que buscar la forma de que no sucedan más".

El jueves por la mañana, en el CEM 17, la profesora Irly García fue agredida por la madre de una alumna. La mujer, desencajada porque su hija había desaprobado y como consecuencia repetido el año, golpeó a la docente -incluso en el piso- hasta provocarle heridas de diversa consideración.

El personal del colegio hizo público su repudio por la "violenta agresión física de la que fue objeto una profesora del establecimiento de parte de la señora Norma Aravena de Duckardt, madre de dos alumnos de nuestra escuela".

En un comunicado de prensa agregaron que "es grave que los educadores tengamos que sumarle a la precaria situación laboral y salarial, esta incomprensible forma de reacción -actos de violencia y amenaza de muerte- que ponen en peligro la integridad y la vida de todos".

La seccional Cipolletti de Unter también se sumó a las voces de repudio por lo sucedido con la profesora García. Y hubo distintas opiniones de los lectores de Río Negro on line.

"El problema es que la madre descuida el seguimiento de sus hijos durante el año y luego los obliga a aprobar todas las materias, cuando el niño no lo logra siente la propia frustración correspondiente como madre y la descarga sobre los profesores. No soy docente, soy madre de 4 hijos que ya crié y son buenas personas. Aclaro que para ello nunca tuve golpear a ninguna persona", dijo por ejemplo Graciela.

Marisa manifestó: "No estoy de acuerdo en atacar a un profesor, por una mala nota, pero si vamos a la realidad, convengamos que hay profesores, que a veces se toman represalias en las notas con algún alumno, que por algún motivo no es de su agrado".

"Tratar de justificar la agresión diciendo que hay profesores que no quieren a algunos chicos es poco menos que un razonamiento infantil. Es pensar como esos adolescentes que a su irresponsabilidad frente al estudio, la tratan de enmascarar con un "no me quieren".

Los padres, antes de reaccionar tan cavernícolamente, deberían en todo caso monitorear como van sus hijos en sus estudios durante el ciclo lectivo", opinó por su parte Andrea.


Comentarios


Repudian agresión de una madre a una profesora en Cipolletti