Rescatistas de La Angostura, cinco años ayudando

27 miembros suman experiencia y capacitación.

Gentileza B.R.Z.A

VILLA LA ANGOSTURA (AVLA).- Hace cinco años dos baqueanos de la localidad, Raúl Elgueta y Pablo Calderón, se propusieron armar el Grupo de Búsqueda y Rescate de Villa La Angostura. Como todas las cosas, nació por una necesidad: cada vez que se perdía gente en la montaña las autoridades les pedían colaboración y se dieron cuenta que era necesario que hubiera personal especializado. Algunos de los que estuvieron en los primeros momentos ya no pertenecen a la institución. El cuerpo activo se va renovando de manera permanente y ya alcanzan los 27 miembros. El actual vicepresidente de la ONG, Roberto Cuassolo, entró meses después de la creación del grupo. “El 18 de abril de 2008 se le dio forma institucional, y a partir de ahí fuimos avanzando, sumando gente, capacitándonos, participando en rescates y eventos”, contó Cuassolo. Participan profesionales, empleados y trabajadores de las ramas más diversas, aunque a todos los une el amor a la montaña y la ayuda al prójimo. “El común de los que ingresan es que han andado mucho la montaña y les gusta, permanentemente hacemos capacitaciones y buscamos información”, agrega. En los últimos meses ingresó al cuerpo activo bastante gente y son optimistas. Es que por el tipo de actividades que hacen, hay mucho recambio. Por ejemplo, el domingo colaborarán con la campaña de limpieza convocada por Parques Nacionales en la zona de los lagos. Por eso, la denominación de “grupo de rescate” les queda chica: al margen de la actividad específica, hacen una tarea solidaria formidable que traspasa incluso los límites de la localidad. Meses atrás, cuando erupcionó el volcán Copahue, no hubo lugar a dudas y al otro día un grupo partió hacia Caviahue para colaborar en lo que fuera necesario. Durante la emergencia del 2011, por la erupción del volcán Puyehue, el grupo se hizo cargo de un centro de evacuados, del lugar de acopio de donaciones, salieron a limpiar techos cargados de cenizas a punto de colapsar, llevaron alimentos a familias aisladas, recorrieron y limpiaron arroyos y hasta le construyeron una casa a una mujer que había perdido todo por las cenizas. Todos son voluntarios y realizan distintas actividades para recaudar fondos, que son destinados a la capacitación del grupo y equipamiento. El próximo 28 de abril se corre la tercera edición de la Travesía de los Cerros, competencia de aventura organizada por ellos y que es una de las principales fuentes de financiación. El año pasado superó los 150 corredores y a una semana de la carrera estiman que la cifra será similar o mayor.


Comentarios


Rescatistas de La Angostura, cinco años ayudando