“rescato el compañerismo”



#

carlos branzuel

Técnico de electromedicina

Entré para atender los generadores de emergencia, en 1987, y después pasé a la parte de electromedicina. Rescato el compañerismo, nos cruzamos durante muchos años en el tarjetero, nos saludamos y siempre que necesitamos algo nos ayudamos. Y también hay muy buena onda. Si un día me duele la cabeza ella (por Noemí, una de las enfermeras) enseguida me diagnostica: ‘Seguro es el hígado, tomate esto’. Esas cosas son diarias y lindas. La satisfacción más grande para todos los que trabajamos acá es cuando un paciente entra por la puerta grande y sale por la misma. Lo que también es una satisfacción muy grande es cuando vamos por la calle y los pacientes nos saludan y nos agradecen.


Comentarios


“rescato el compañerismo”