Responsabilizan al gobierno y al municipio

Ex concejal dice que no se cumple la ordenanza de control satelital



NEUQUEN (AN).- El ex concejal David Lugones (Frepaso) responsabilizó al gobierno provincial y a la municipalidad por no implementar la norma aprobada hace seis años, que ordena la colocación del sistema de localización y sistema vehicular satelital en todos los taxis de la ciudad de Neuquén.

Recordó que este dispositivo legal tuvo, precisamente, el objetivo de prevenir la muerte de un chofer. “No había que esperar un homicidio para poner en marcha este sistema”, dijo.

La ordenanza 9019 -y su reforma 10331- fue consensuada entre las entidades que agrupan a los propietarios de taxis y a los choferes, la policía, el gobierno, el municipio y los concejales durante un año de trabajo, y aprobada por unanimidad en marzo de 2001.

Por aquel entonces, todavía estaba fresco el recuerdo del asesinato ocurrido cuatro años antes del taxista Miguel Ascencio, quien fue encerrado en un baúl y prendido fuego estando con vida.

“Sabíamos que ningún sistema elimina el delito, pero también sabíamos que aportaba un elemento de disuasión importante”, recordó Lugones.

Supuso que después del crimen del chofer Néstor Navarrete, el gobernador Jorge Sobisch debe lamentar haber propuesto hace unos días que los 60.000 pesos mensuales que devuelvan los propietarios de taxis al IADEP -por el financiamiento de vehículos nuevos- se dispongan para adquirir sistemas de seguridad vehicular.

“Seguramente hoy piensa la cuestión seguridad de los choferes de otro modo, no cómo una cuestión secundaria, que con el vuelto se pueden comprar los equipos”, consideró.

Propuso que el 1.000.000 de pesos que Sobisch dijo tener para comprar más autos cero kilómetro a los empresarios del taxi sean usados para “adquirir los equipos de seguimiento vehicular que en estos años bajaron ostensiblemente de precio”.

Lugones insistió en que debe cumplirse la ordenanza dentro de un plan general de seguridad de la ciudad, como el proyectado en 2001.

“No queríamos -dijo- una muerte más ni tampoco que se tratara nuevamente el tema por otra muerte, pero lamentablemente la ordenanza nunca fue respetada ni instrumentada”.


Comentarios


Responsabilizan al gobierno y al municipio