#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Retiraron a los chicos por la mugre que había en la escuela



CIPOLLETTI (AC).- Los chicos de la escuela 338 de las 1.200 viviendas de esta ciudad no tuvieron clases ayer en el turno mañana. Los padres decidieron retirarlos al ver "la mugre" que había en el edificio cuando se presentaron a primera hora.

En las mismas instalaciones funciona en el turno noche el CENS 21. Esto significa que por día, entre los tres turnos pasan más de 1.000 alumnos por el establecimiento.

El reclamo por la falta de higiene no es nuevo. Ana Rebolledo, presidente de la cooperadora, dijo que desde el año pasado vienen quejándose. Sin embargo más de una vez se encuentran con los bancos, los pisos y los baños "sucios".

Ayer a la mañana, afirmó, los padres observaron el mismo panorama y optaron por llevarse a sus hijos de la escuela. "Queremos que nos garanticen las condiciones de higiene", expresaron.

En un momento se analizó impedir el ingreso de los alumnos que asisten al secundario a partir de las 18, pero finalmente desistieron.

"Consideramos que se puede compartir el edificio hasta que construyan un secundario en las 1.200 viviendas. Pero los directores tendrían que exigirle a los porteros que dejen la escuela limpia", dijeron.

Por la tarde las instalaciones se asearon y los aproximadamente 400 alumnos que concurren en ese turno, tuvieron clases.

A la noche, Rebolledo y Josefa Navarro, abuela de dos chicos que concurren a la 338 en turno mañana, hablaron con la directora del CENS 21.

Hubo un cruce de reclamos por esta situación. Mientras la gente del vespertino aseguraba que la parte que ellos utilizan había quedado limpia el miércoles por la noche (jueves y viernes no hubo clases por la Semana Santa) las mamás afirmaban que el edificio era "una mugre" ayer por la mañana.

La directora del CENS finalmente decidió evitar que la polémica avanzara y les dijo que solicitará una reunión con las supervisoras de nivel primario y medio y la directora de la 338 para debatir el tema. Dijo que ellos tienen dos porteros para nueve secciones y que desde hace tiempo reclaman al menos uno más. Comentó que ninguna de las personas que asistieron oportunamente del Plan Jefes y Jefas, se quedaron.

Rebolledo reiteró que no están en contra de que funcione el secundario en el mismo edificio pero quieren que se mejoren las condiciones de higiene. "Los únicos perjudicados en todo esto son los chicos. No quiero que ninguno se agarre una infección", expresó.

La escuela 338 funciona en el corazón de las 1.200 viviendas, uno de los barrios más populosos de Cipolletti. En esas mismas instalaciones el Consejo Provincial de Educación creó el CENS 21.

Hace años los vecinos del sector reclaman la construcción de un secundario diurno. El pedido lo harán formalmente al gobernador Miguel Saiz.


Comentarios


Retiraron a los chicos por la mugre que había en la escuela