Reunión clave para destrabar fruta a Brasil



Los presidentes del Mercosur, a excepción del de Paraguay, firmarán hoy nuevos acuerdos comerciales entre los que podría figurar la flexibilización del ingreso de peras y manzanas argentinas al mercado brasileño. La semana pasada técnicos de la CAFI y las autoridades del Senasa elaboraron un informe rechazando las nuevas exigencias fitosanitarias que impuso el gobierno de Brasil a las importaciones de peras y manzanas provenientes del territorio nacional. Ese documento fue elevado ayer a las autoridades del Mercosur para su tratamiento. Altas son las expectativas de la región para que el vecino país libere las trabas sanitarias que hoy existen sobre las frutas regionales. “Esperamos definiciones una vez terminada la cumbre. Para el Valle es imprescindible destrabar la frontera con Brasil”, confió Marcelo Loyarte, gerente de CAFI. Durante 2011 desde la Argentina partieron el 44% de las manzanas y 71% de las peras importadas por Brasil. Los exportadores frutícolas del Valle están solicitando la eliminación de la Normativa número 12, la cual establece reglas sanitarias para la importación de pomáceas. Cabe recordar que Brasil impuso trabas a la importación alegando motivos fitosanitarios. De acuerdo a lo detallado en el documento los envíos de la fruta estarán sujetos a autorización previa de importación. De ahora en adelante los interesados en enviar la fruta deberán requerir una autorización de importación al área técnica de sanidad vegetal de la Superintendencia Federal de Agricultura de destino de los productos. Este proceso debe incluir la solicitud de autorización de importación; un comprobante de inscripción del exportador en el registro de exportadores del Senasa; y un comprobante de registro como galpón de empaque y/o cámara de frío para el Programa de Exportación en virtud de Sistema Integrado de Mitigación de Riesgo de manzana, pera y membrillo a Brasil. Además debe contar con una copia de licencias (LI) en el sistema de comercio exterior (Siscomex) que contiene la identificación de las unidades mínimas de inscripción (UMI) que componen la partida, diferenciando especies, variedades y las respectivas cantidades de cajas de importación.


Comentarios


Reunión clave para destrabar fruta a Brasil