Reunión para echar a un alumno 'violento'

Padres denuncian que se quiso separar a un niño por actitudes 'violentas'. La directora lo niega.

ROCA (AR).- Un polémico hecho ocurrido en la escuela 56 del barrio Malvinas de Roca conmovió a los vecinos que tienen hijos en esa institución.

Un grupo de padres de alumnos de la escuela El Campamento denunció que fue convocado a una reunión que terminó siendo una excusa para "echar" del establecimiento a un niño con actitudes supuestamente "violentas". Según el relato de varios padres que concurrieron a la reunión, la directora los había convocado en un principio a discutir aspectos relativos a las situaciones de violencia que por estos días se están viviendo en las escuelas pero, una vez en la institución, las autoridades y un grupo reducido de padres presentaron un acta a los concurrentes por la que se solicitaba la desafección y traslado de la escuela de un niño de tan sólo 8 años.

Ante la evidente incapacidad de tomar decisiones de este tipo, los padres, visiblemente ofuscados, se negaron a firmar el acta y denunciaron el hecho en diversos medios.

Según declaraciones vertidas por la directora del establecimiento, en ningún momento se distribuyó ningún acta para que los padres firmaran.

De hecho, se manifestó muy conforme con los resultados de la asamblea, ya que padres y docentes habrían acordado trabajar conjuntamente para luchar contra la violencia en los establecimientos escolares. Además señaló que los padres tuvieron la oportunidad de ex

presar sus opiniones y su preocupación por la seguridad de sus hijos, pero que en ningún momento se habló de echar a un alumno.

De todos modos, varios padres manifestaron lo contrario y uno de ello señaló que el hecho revestía caracteres indudablemente "discriminatorios" y demostraba que "cualquier episodio es válido para lograr fines personales, sin importar en lo más mínimo la educación de un niño".

 

Antecedentes

 

No es la primera vez que la escuela del barrio Malvinas se instala en el centro de la polémica. Durante el mes de junio de este año, un grupo de padres denunció ciertos actos de violencia contra los niños en el interior del establecimiento.

Aparentemente, un grupo de alumnos entre 14 y 18 años se dedicaba a agredir a los más pequeños y los obligab a pagar "peaje" para n golpearlos.

Esta situación fue informada a las autoridades de la institución, pero el caso no trascendió.

Por otro lado, el alumno "problemático", cuya identidad se mantiene en reserva, también fue protagonista de un hecho de violencia en los últimos meses.

En agosto, la madre del chico presentó una denuncia en la comisaría 67 de Stefenelli contra las autoridades del colegio porque su hijo salió de clases con la cara llena de magullones a raíz de una golpiza que le habría propinado un alumno de sexto grado del mismo colegio.

En ese momento, la mujer se comunicó telefónicamente con la supervisora de nivel primario del área en cuestión, quien le habría contestado que "existían otras escuelas".

El alumno se encuentra bajo un Programa de Integración, pero, desde este año, la escuela no cuenta con maestros integradores, hecho que originó evidentemente una falta de contención en el mismo. Dante López Dorigoni, maestro integrador hasta el año pasado, aseguró que desde la Escuela Especial 1 se diseñó un proyecto de integración para paliar esta carencia, pero aparentemente habría sido "cajoneado".


Comentarios


Reunión para echar a un alumno 'violento'