Revisarán si cumplieron los contratos petroleros

Es la tarea del futuro secretario rionegrino de Hidrocarburos, Jorge Borrelli.



#

Hay concesiones que vencen en tres o cuatro años. Inversiones necesarias para mantener la producción podrían frenarse.

Archivo

CIPOLLETTI (AC).- Lo primero que hará la Secretaría de Hidrocarburos de Río Negro cuando Jorge Borrelli asuma su conducción será auditar el cumplimiento de los contratos de concesión de las áreas petroleras que las compañías pugnan por prorrogar. El proceso de extensión de los permisos de explotación estaba en marcha el año pasado, pero Carlos Soria frenó todo apenas asumió, en diciembre del año pasado. Según trascendió de fuentes del gobierno provincial, Borrelli entrará a la cartera hidrocarburífera con un perfil eminentemente técnico, con conocimiento cabal de lo que debe exigírseles a las empresas. La idea es completar su gabinete de colaboradores con técnicos con experiencia en el mercado petrolero, lo que profundizará el perfil que quieren darle a la secretaría. La cartera de Hidrocarburos, que depende del Ministerio de Producción, tendrá sede en Cipolletti. Ésta es una de las áreas que no se cubrieron en el complicado inicio del primer gobierno rionegrino desde 1983 que no pertenece a la UCR. Soria había designado ministro de la Producción a Luis Bardeggia, que no había cubierto el área de Hidrocarburos. Con la muerte de Soria y la asunción de Alberto Weretilneck, Bardeggia pasó al IPPV y en su remplazo fue designado Juan Manuel Pichetto. Borrelli es un ingeniero químico que trabajó hasta el 2007 y durante 30 años en YPF (y su sucesora privada Repsol YPF). Estuvo a cargo de unidades económicas como la de Loma de la Lata y Rincón de los Sauces. “Lo primero que va a hacer la nueva conducción de la secretaría de Hidrocarburos es analizar el estado de cumplimiento de los contratos porque no se va a otorgar ninguna prórroga si las obligaciones no están al día”, dijo un vocero del gobierno rionegrino. “Vamos a revisar la producción de cada área, el grado de inversiones que se realizaron y en qué punto están las reservas, concesión por concesión”, dijo el portavoz. “No inventamos nada nuevo; tienen que ajustarse a las normas de la secretaría de Energía de la Nación”, añadió. De todos modos, hay yacimientos cuyos permisos vencen en tres o cuatro años. Directivos de las empresas que los explotan jamás lo dirían de manera pública, pero en reserva deslizan que frente a semejante indefinición es imposible convencer a los miembros de los directorios de la necesidad de seguir invirtiendo, no ya en procura de descubrimientos, sino para evitar que la producción caiga.


Comentarios


Revisarán si cumplieron los contratos petroleros