Revocan el procesamiento de un policía

Estaba acusado de haber golpeado a un joven en Viedma

VIEDMA (AV).- Una trifulca que tuvo como escenario un céntrico local nocturno de esta capital, hace tres años y siete meses; aún sigue ventilándose en la Justicia sin una definitiva aclaración.

El hecho ocurrió en los festejos por el Día del Amigo, el 20 de julio de 2003, cuando un parroquiano quedó gravemente herido en la vereda de la calle Garrone al 200 donde funciona el boliche «Códigos». Como consecuencia de los golpes, una persona identificada como Elvio Oroná, debió ser hospitalizado con pérdida de conocimiento y fue derivado para su atención al hospital de Neuquén.

Recién el 29 de noviembre pasado, la Justicia de Instrucción de esta capital dictó un procesamiento imputando de las lesiones al empleado policial Sandro Garrone.

El juez Carlos Reussi analizó la situación controversial ocurrida en el guardarropas valiéndose del testimonio de dos testigos, quienes dijeron haber visto al policía -señalándolo como jefe de seguridad del local- pegar con un objeto contundente en la cabeza dentro del edificio.

La instrucción inicial establece que ninguno de los testigos «aparentemente no se relacionan entre sí, ni tienen particular interés en el pleito o amistad con la víctima, lo que parece colocarlos en un grado superior de credibilidad». No obstante, el magistrado aclaró que el auto de procesamiento «solo implica un grado superior de admisión» del acto.

La defensora oficial Marta Ghianni -en representación del policía- recurrió esa resolución pidiendo que se valoren varias las declaraciones testimoniales más afirmando que los dos testigos en que se basó Reussi para avanzar en la causa pudieron mentir y «lo hicieron tan bien que fueron coincidentes y contestes respecto de lo acontecido».

Al actuar la sala «A» de la Cámara del Crimen, el 23 de febrero pasado, se rechazó el procesamiento considerando la aseveración de la defensora en el sentido de que la violenta controversia tuvo lugar en un lugar oscuro y con mucha gente. «No se puede aceptar la veracidad de los testigos» mientras que las lesiones «se encuentran acreditadas pero no la autoría», indicó el tribunal. Votaron por el rechazo al procesamiento la vocal María del Carmen Vivas de Vázquez y la presidenta Susana Milicich de Videla. Por su parte, Eduardo Giménez se abstuvo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios