Logo Rio Negro

Rica y nutritiva

Los argentinos comen tres kilos de peras frescas por año, mientras que los franceses y los españoles consumen 14 kilos. El dato se desprende de una investigación de profesionales del INTA sobre las propiedades de la Williams. Aquí, las conclusiones.

Redacción

Por Redacción





Hace algunos años un grupo de profesionales del INTA se abocó a analizar las propiedades del perfil nutricional de la pera Williams, una de las principales variedades que se producen en nuestra zona. El trabajo, inédito hasta ese momento y que se publicó en la revista Fruticultura y Diversificación, sirvió para conocer las bondades de este fruto y su alta densidad de nutrientes, algo esencial para proponer un cambio de hábito en la alimentación. Las estadísticas indican que los argentinos comemos en promedio tres kilos de pera fresca por año mientras que en países como Italia o España el consumo de esta fruta llega a los 14 kilos anuales por persona. Energía con bajas calorías Son una óptima fuente de carbohidratos con un mínimo de calorías (120 kcal por porción de 190 g) que provienen de éstos y no de grasas, coincidentemente con las recomendaciones dietarias actuales. Fibra Su principal beneficio nutricional es, sin duda, su contenido de fibra dietaria. Una pera mediana con cáscara cubre el 25% de las recomendaciones alimentarias actuales de ingesta diaria de fibra y contiene dos veces más fibra que una cucharada de avena (28 g). Su fibra está constituida por dos fracciones: la soluble, que es fermentable (por ejemplo, la pectina) y la insoluble, parcialmente fermentable (como la celulosa, hemicelulosa y lignina). La soluble, al fermentar en el intestino forma un film gelatinoso en las paredes, que modula la absorción de la glucosa y reduce, por ende, su aumento brusco luego de las comidas. Al mismo tiempo, durante ese proceso se liberan productos que permiten la colonización de bacterias “buenas”, las cuales favorecen la reducción del colesterol, incrementan la respuesta inmune y disminuyen el contenido lipídico en sangre. Por su parte, la insoluble absorbe agua a través del sistema digestivo, ablanda y aumenta el tamaño de las heces y acelera el tránsito intestinal. Su ingesta también está asociada al aumento de la sensación de saciedad. Barre los químicos causantes del cáncer en el colon, previniendo que este último se dañe. Las dietas basadas en alto consumo de fibra están asociadas con una reducción del riesgo de esta enfermedad. A los beneficios aportados por la fibra soluble se suman la alta proporción de fructosa (46% de los carbohidratos) y el bajo contenido de sacarosa que, en su justa medida, convierten a esta fruta en un alimento apto para diabéticos. Minerales La pera tiene muy bajo tenor de sodio y, por lo tanto, es una buena opción para personas hipertensas. A su vez, es rica en potasio, indispensable para el buen funcionamiento del organismo ya que interviene en el mantenimiento del equilibrio y la distribución del agua en éste, y en la regulación del potencial eléctrico de las membranas celulares, lo que se traduce en un buen transporte de azúcares, aminoácidos y otras moléculas a través de ellas. antioxidantes Es una fuente importante de antioxidantes, entre los cuales se destacan los compuestos polifenólicos. Si bien estos carecen de valor nutricional, atenúan el efecto de los procesos oxidativos asociados con el envejecimiento, la exposición solar y el consumo exagerado de grasas. vitaminas La única vitamina relevante es la C, que cubre el 8% de la ingesta diaria recomendada. conclusión La pera es un alimento que se ajusta a las recomendaciones alimenticias actuales, sobre todo por su contenido y tipo de fibras. En su punto de madurez óptimo es sensorialmente atractiva, con una pulpa tierna y fundente de alta jugosidad que la hace apta para el consumo desde la niñez hasta la vejez. Además, cuenta con un historial de cultivo y empaque bajo normativas de calidad que permiten demostrar su inocuidad alimenticia. Dichas características asociadas posicionan a este fruto en un lugar privilegiado que debería ser explotado en toda su potencialidad, tanto en fresco como procesado o ingrediente, señalan los autores del informe.

Una mirada saludable


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Rica y nutritiva