Rico está en la cuerda floja por sus exabruptos

Le envió una carta al presidente pidiéndole disculpas por su "confusión". Había indicado que un ex carapintada era custodio del presidente. Ayer atacó a los jueces. Crecen los rumores de que lo echarán. Ruckauf define apenas llegue al país.



BUENOS AIRES y LA PLATA.- Aldo Rico está en la cuerda floja. Ayer, presionado desde diversos sectores, tuvo que salir a pedirle "disculpas" al presidente Fernando de la Rúa por haber relacionado equivocadamente con la custodia presidencial a un ex carapintada y ex asistente suyo.

Al cierre de esta edición crecían los rumores sobre un posible recambio en el ministerio de Seguridad bonaerense tras la serie de exabruptos que viene cometiendo Rico. "La decisión final la tomará el gobernador Ruckauf ni bien llegue de Washington" (donde fue a negociar un préstamo financiero para la provincia), indicó a "Río Negro" una alta fuente del PJ.

Un matutino porteño llegó a deslizar en su edición de ayer el nombre del diputado nacional Carlos Soria como posible reemplazante de Rico, pero el ex secretario de Seguridad de Duhalde negó a "Río Negro" que le hayan hecho un ofrecimiento. De todas formas, adelanto que si le llegan a hacer esa propuesta, "ni loco ni dormido la agarro".

El lunes, Rico difundió una fotografía en la que aparece una persona muy parecida a su ex colaborador carapintada Carlos Castillo, acusado de participar en graves delitos, como guardaespaldas de De la Rúa, e intentó vincular al jefe del Estado con esa persona. Sin embargo, luego se supo que el custodio es el oficial principal de la Policía Federal Carlos Beraldi, quien cuando fue tomada la fotografía trabajaba en la División Custodia Presidencial y ahora reviste en la comisaría 38a.

Esto provocó que desde el gobernador Carlos Ruckauf hasta la mayoría de los funcionarios de la Alianza a nivel nacional y provincial reclamaran a Rico una disculpa pública con el jefe de Estado.

El gobiern no confirmó ni negó la existencia de la misiva, la que habría sido entregada al mediodía en la Casa Rosada, de acuerdo con fuentes allí consultadas.

El pedido de disculpas de Rico había sido promovido desde los Estados Unidos por el gobernador bonaerense Ruckauf.

En su carta, Rico dijo ser víctima de "quienes continúan aferrados a ideologías trasnochadas" y concluyó su misiva con una inocultable mención a su pasado militar: "Que la Virgen de Luján, patrona de los argentinos, lo proteja a Ud".

Pese al "bajo perfil" otorgado por el gobierno nacional al caso, el ministro de Justicia de la Nación, Ricardo Gil Lavedra, sostuvo ayer que las recientes críticas de Rico a jueces y fiscales "pareciera que mucho no contribuyen" a solucionar el problema de la inseguridad.

Rico había acusado también a los jueces de no firmar órdenes de allanamientos los viernes para poder "ir a sus countries" y esas declaraciones fueron duramente replicadas por el procurador general de la Corte Suprema provincial, Eduardo de la Cruz, en el marco de una nueva polémica instalada por el ex líder carapintada.

La Alianza le pidió que renuncie

El polémico ex militar "carapintada" ya había sido cuestionado duramente por la mañana por el ministro del Interior, Federico Storani, quien lo acusó de cometer un "acto temerario mediático" y de quien sostuvo que "no da confianza".

"Es inaceptable que el gobierno provincial siga sosteniendo a Rico como ministro", afirmaron por la noche el presidente de la Cámara de Diputados de la Legislatura bonaerense, el frepasista Alejandro Mosquera, y los diputados provinciales Graciela Podestá y Guillermo Oliver. Los legisladores puntualizaron que Rico "ha sostenido una política no sólo ineficiente sino que además alentó a los bolsones de autoritarismo que hay en la Policía Bonaerense, como lo marca el crecimiento de los apremios ilegales en las comisarias denunciados por un defensor oficial". (DyN y AR)

Solá está cansado de "interpretarlo"

El vicegobernador bonaerense, Felipe Solá, dijo anoche que está "cansado" de interpretar lo que dice Aldo Rico y le advirtió que tendrá que explicar sus últimas críticas a los jueces y deberá "explicarlo bien".

Rico afirmó ayer que los jueces no ordenan allanamientos los viernes, porque prefieren pasar los fines de semana en los countries.

"Me estoy cansando un poco de tener que interpretar yo lo que dice un ministro de Seguridad. Que lo explique él y espero que lo explique bien", advirtió Solá.

Remarcó además que "si acá no hay una armonía de funcionamiento entre el Poder Judicial, la Policía y el Ejecutivo, vamos a tener problemas". Agregó que "hay cuellos de botella muy fuertes en el Poder Judicial, pero si hablamos generalizadamente, muchos jueces que trabajan mucho, tienen derecho a sentirse dolidos". (Infosic)


Comentarios


Rico está en la cuerda floja por sus exabruptos