Rimaro: "El dictamen del médico es absolutamente falso"



NEUQUÉN (AN).- El camarista Héctor Rimaro le solicitó al nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia, Ricardo Kohon, que declare "la inexistencia" de las certificaciones de los médicos forenses del Poder Judicial con las que el anterior presidente del cuerpo, Eduardo Badano, le impuso una licencia de 30 días, cuestionando su salud mental.

El reclamo administrativo está fechado el 11 de febrero, a pocas horas de que Kohon quedara a la cabeza del TSJ. Y describe el camino que siguió Rimaro para contrarrestar con la opinión de siete médicos la acreditación de su verdadero estado psicológico. El camarista dice que "el dictamen médico" con que se lo quiso dejar fuera de funciones por un mes "es absolutamente falso".

Describe que el 19 de diciembre le presentó un pedido de licencia por un día al presidente de la Cámara que integra, Daniel Varessio. Era para asistir a un curso de posgrado. Dos días después solicitó una entrevista a Badano para plantear "divergencias de criterio de organización y planificación del trabajo" con Varessio.

Cuenta que en la entrevista con Badano, éste "me sugirió con insistencia concurrir a ser revisado por un profesional del Gabinete Médico", algo a la que "me sometí (...) descontando que el resultado sería favorable".

En el Gabinete, dice Rimaro en la nota, se entrevistó con el psiquiatra forense, Oscar Romero. Con el estuvo 10 minutos. Le hizo "algunas pocas preguntas generales" y "horas después, para mi sorpresa (...) dispone concederme 30 días de licencia por enfermedad", afirma el camarista, que para entonces había votado a favor del gremio docente ATEN como querellante en la causa Fuentealba 2, algo que tanto los maestros como y los judiciales de Sejun, indican como causal de un castigo en la forma de una licencia compulsiva.

Más allá de cuestionar que uno de los integrantes del gabinete que certifica la licencia no es psicólogo, el magistrado afirma que la imposición "se fundamentó en dos circunstancias fácticas inexistentes por falaces: en un pedido que el suscripto (él mismo) habría efectuado en tal sentido, y en el informe del Departamento de Salud" cuya idoneidad Rimaro cuestiona en el texto.

El camarista relata la andanada de consultas a profesionales del sector privado y público que hizo. Ninguna se condice con el informe con que se lo intentó dejar fuera de funciones.


Comentarios


Rimaro: "El dictamen del médico es absolutamente falso"