Rincón crece rápido, pero desordenado



En la zona más alejada del centro de la localidad son muchas las propiedades con obras en construcción. Desde el municipio rinconense se reconoce que se llegó a los límites naturales de la ciudad.

RINCON DE LOS SAUCES (ARS).- Un 60% de las propiedades que están alejadas del centro de la ciudad tienen obras en construcción. El crecimiento de las edificaciones es tal que desde la comuna se reconoció que quedan pocos lugares en donde construir.

Puntualmente, las áreas más alejadas del centro, presentan el mayor índice de obras domiciliarias, que abarcan desde ampliaciones hasta viviendas nuevas.

El aumento de las edificaciones es tan incesante, que desde la secretaría de Obras y Servicios Públicos de la municipalidad, se reconoció que se ha llegado “a los límites naturales de bardas y cañadones”.

Sin embargo, desde la fundación de Rincón en 1971 hasta el año pasado, el acelerado crecimiento fue desordenado y en la mayoría de los casos sin cumplimentar los requisitos legales.

Raúl Tojo, titular de Obras Públicas, manifestó que “cada vecino que acredite domicilio en Rincón, tiene la posibilidad de obtener dos terrenos, uno para vivienda familiar y otro para comercio, pero por el momento la entrega de los mismos está frenada ya que tenemos cientos de situaciones irregulares”.

Según el funcionario, “cada adjudicatario tiene 30 días para empezar a construir y dos años para terminar la obra. Si en este lapso de tiempo la persona responsable no ha edificado, nosotros tenemos el derecho y la obligación de desafectarlo”.

Se supo que entre 700 y 800 beneficiarios pueden quedar sin su parcela de tierra, por adeudar impuestos al erario o mantener algún tipo de irregularidad con el municipio.

Desde esa secretaría, aseguraron que “no menos de tres ríos secos, una barda y el río Colorado, son límites naturales que impiden el desarrollo edilicio de esta ciudad en expansión, por lo que debemos regularizar todos los “agujeros en blanco” dentro del casco urbano y entregarlos a quienes realmente puedan afrontar una edificación”.

Los barrios en donde se observan mayor índice de construcciones son Integración, Hipasán, Oeste, La Falda y sectores del alto.

Inclusive, manzanas que aún no poseen servicios esenciales como electricidad y gas natural, también se llevan un porcentaje de las cuantiosas construcciones en espera de la habilitación de los servicios.

Consultado sobre el motivo del elevado índice, Tojo manifestó que “todas las familias que solicitan terrenos para edificar, justifican su urgencia por el elevado costo de los alquileres”.

Por su parte, el intendente Omar Rueda, señaló que “estamos experimentando un repunte de la actividad petrolera y eso se refleja en la gran cantidad de grupos familiares que llegan desde otros lugares en busca de trabajo y paralelamente un lugar en donde vivir”.

Según el jefe comunal, “a pesar de esa mejoría, nos resistimos a la inmigración de estas personas ya que crean un problema social grave a la hora de satisfacer sus necesidades básicas”.

Los constructores compran en la ciudad

El pésimo estado de las rutas que conectan a Rincón con ciudades más grandes, actúan en favor de los comercios que proveen materiales para la construcción.

Desde herramientas de trabajo para los maestros de obra hasta el material para edificar son adquiridos en los corralones locales.

Si bien algunos aseguran que la diferencia de precios entre Rincón y Neuquén es considerable, la gran mayoría de los vecinos con edificaciones mantienen convenios de pago con estos comercios.

Varios transportistas introducen ladrillos desde Mendoza y Neuquén para ubicar en la ciudad.

La tarifa arancelaria municipal y el costo de la mercadería, les permite comerciar con un buen índice de ganancia vendiendo los 1.000 ladrillos de primera a 240 pesos y 220 pesos los de calidad inferior. Las calles paralelas a la ruta provincial 6, sirven de “vidriera” para que estos vendedores ambulantes exhiban su mercadería.

Ladrilleros consultados, señalaron que “en Rincón se hacen buenas ventas ya que todo el mundo construye. Las cargas completas no nos duran más de una semana y en muchas oportunidades venimos con los ladrillos previamente encargados”, manifestaron.

Entregan las primeras viviendas del IPVU

Las cinco primeras viviendas provinciales de las doscientas prometidas para Rincón, fueron entregadas a sus adjudicatarios.

En este sentido, el municipio realiza gestiones para la construcción de casas para aquellos que no estén en condiciones de edificar, pero si pueden pagar las cuotas de una vivienda.

“Se construirán noventa y seis módulos por planes provinciales para el casco urbano, otros 40 en sectores rurales para los chacareros que presenten planes de desarrollo productivo y 50 casas más para los sectores carenciados, estas últimos los ejecutará el municipio con aportes provinciales”, dijo en su momento la secretaria de Gobierno y Acción social del municipio, Mónica Sánchez.

Como en toda la provincia de Neuquén, el nivel de recaudación local del Instituto Provincial de la Vivienda y Urbanismo con los planes ya adjudicados, es muy bajo.

Algunos vecinos alegan no poder pagar las cuotas mensuales por problemas económicos y otros aseguran que las viviendas están mal construidas, éstos últimos toman represalias no cancelando las mensualidades.

Desde el municipio se pidió en diferentes oportunidades a los antiguos beneficiarios que “paguen las cuotas convenidas ya que de esa manera el IPVU podrá invertir en la ciudad nuevamente”.


Comentarios


Rincón crece rápido, pero desordenado