Río Negro acompaña la baja en el desempleo

Los datos muestran que el desempleo en la comarca Viedma-Patagones se redujo al 6,9, según la última medición. Mientras, en el Alto Valle también bajó, aunque no tanto, y llegó al 8,3%. Admiten que hay una reactivación generalizada



VIEDMA (AV)- La desocupación se redujo al 6,9% en la comarca Viedma-Patagones y a 8,3% en el Alto Valle, según la última medición – de setiembre- elaborada por la Dirección General de Estadística y Censos de Río Negro en base a la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).

En el primer caso se estimaron unas 2.070 personas inactivas, mientras que para el conglomerado urbano-rural valletano fueron calculadas 7.885 sin trabajo.

La tasa de desempleo se midió como un porcentaje entre la población desocupada y la población económicamente activa. Para el eje Viedma-Patagones son 30.000 personas activas, mientras que en el segundo conglomerado alcanza a unas 95.000.

La desocupación suele medirse sobre quienes están buscando activamente trabajo. No se incluyen otras formas de precariedad laboral tales como personas que realizan actividades transitorias mientras tratan de encontrar una ocupación segura o bien aquellos que trabajan involuntariamente por debajo de lo normal.

Las dos mediciones declinantes están motivadas -de acuerdo a quienes intervinieron en el operativo sobre un millar de viviendas- en una “reactivación en general de la economía”.

En base a esa visión se indicó a que hay una inserción de la gente en todas las ramas que son empleadas en el encasillamiento, como el caso de actividades agropecuarias, construcción, comercio, servicios o administración pública; entre otras.

En consecuencia, para la comarca la tasa de actividad (porcentaje entre población económicamente activa y población total) se fijó 43,2%, el empleo en 40,2%, y el porcentaje remanente de casi un 11% se asignó a la subocupación.

Para el otro eje la actividad fue del 39,8%, el empleo de 36,4%, y la porción restante se tomó como subocupación.

Por otra parte, el secretario de Trabajo, Ricardo Ledo, confirmó a “Río Negro” la tendencia declinante sobre todo “en la medida que se reactivan algunas actividades como la construcción o algunos sectores frutícolas” y si bien hubo fluctuaciones “en todos los lugares lo teníamos por debajo de un dígito”.

Aclaró que aunque no tienen mediciones tan precisas como el caso de Estadística y Censos “nosotros estamos visualizando la baja en virtud de que se nos disminuyen los conflictos y con la cuestión de que estamos también encontrando en nuestras inspecciones más trabajo registrado”.

 

Dos situaciones

 

Apuntó que “evidentemente hay dos situaciones, no sólo la baja de la desocupación sino también que el trabajo que se está detectando es registrado, con lo cual uno tiene posibilidades de medirlo”. Este último relevamiento alcanzó a 25.000 trabajadores en la provincia.

Ledo insistió en que “hay una curva de descenso bastante pronunciada en el trabajo registrado y entramos en un dígito este año”.

Se mostró prudente en brindar cifras precisas advirtiendo que Río Negro como territorio denota parcialidades en la desocupación. Argumentó en ese sentido que la Zona Andina o la Línea Sur no tienen EPH, y sin embargo “el turismo y la esquila lanera, cuya comercialización tuvo una importante recomposición, demuestran que la provincia está entrando en una situación bastante buena”.

Dentro de este esquema, insistió en que hay gremios como la construcción que “nos notificó que en El Bolsón hay una empresa que no conseguía trabajadores para levantar un plan de viviendas”. Además, reveló que el gremio de la fruta ya les solicitó que no se realice el operativo “antigolondrina” ante la presunta falta de mano de obra calificada para el futuro inmediato.


Comentarios


Río Negro acompaña la baja en el desempleo