Río Negro frena construcciones en la zona andina

Una resolución provincial impide realizar obras por encima de la cota de los 900 metros.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Una resolución provincial frenó el avance de la construcción por encima de la cota 900 y aportó una solución temporal al imparable desarrollo urbano en la cumbre del Cerro Otto. No obstante lo cual, personas inescrupulosas siguen ofreciendo por internet las parcelas del controvertido loteo Melipal III.

La medida, que rige para toda la zona Andina, renovó la esperanza de lograr una protección adecuada para los faldeos medios y altos de la ciudad que se han vuelto blanco codiciado de la especulación inmobiliaria.

La prohibición establecida por la resolución 1.239 del Ministerio de la Producción tendrá vigencia hasta fin de año con el objetivo de dar tiempo suficiente para la elaboración del plan de ordenamiento territorial que impondrá distintos grados de protección sobre los bosques cordilleranos. El 6 de marzo se realizará la primera reunión técnica que dará comienzo al estudio territorial con la situación puntual del Cerro Otto.

El delegado del Servicios Forestal Andino, Germán Fritz, explicó a «Río Negro» que se vieron obligados a intervenir ante la incapacidad de los municipios para poner freno a la expansión urbana sobre zonas boscosas frágiles, que representan serios riesgos para el medio ambiente y la población.

«Esta es una resolución precautoria que la impulsamos nosotros porque vemos como se destruyen los bosques días a día. La iniciativa fue estudiada por todas las áreas técnicas del gobierno (provincial) y el ministerio (de la Producción) nos dio todo el apoyo» señaló Fritz.

También precisó que «una de las intenciones de esta resolución es que poner freno al desarrollo de (los loteos) Melipal II y III, las tres cuartas partes del cerro están afectadas por la construcción y esto no puede seguir así». El funcionario destacó que el objetivo final es planificar adecuadamente la conservación de los bosques andinos que se ubican por encima de la cota 900 para permitir un desarrollo equilibrado de un recurso que pertenece a todos los rionegrinos.

La restricción también afecta las obras que se están realizando en el centro de deportes invernales del Cerro Catedral, que reciben un tratamiento especial del Ministerio de la Producción por tratarse de un recurso estratégico.

El secretario de Obras Públicas, Juan Carlos Alvarez, reconoció que la prohibición provincial aportó una solución temporal a la problemática urbana desatada en los faldeos más elevados y que dejó en suspenso la normativa restrictiva dictada desde el municipio para «desestimular» las obras.

El funcionario también admitió que las restricciones municipales no lograron desalentar el avance urbanístico en la zona de riesgo del loteo Melipal II. «En el relevamiento que hicimos detectamos gente construyendo por encima de la cota 900 con proyectos aprobados y otros ilegales que ahora tiene las obras paralizadas» señaló.

Pese a los reiterados pedidos de este diario no fue posible acceder al relevamiento de obras regulares y clandestinas ubicadas en la zona de prohibición, realizado por la Secretaría de Obras Públicas.

Los loteos del faldeo norte del Otto se convirtieron en una brasa caliente para el municipio que teme imponer una prohibición que lo exponga a reclamos de expropiación de los propietarios damnificados pero también es consciente del riesgo latente y el costo humano, ecológico y económico del mismo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora