Río Negro prevé aumento del 14% para los sueldos estatales en el 2006

La cifra se maneja en los borradores del presupuesto que quedará definido mañana.

VIEDMA (AV).- El presupuesto de Río Negro contempla un alza en los salarios públicos para el 2006, del 13,6 por ciento. Así se desprende del análisis de los últimos borradores del proyecto, que mañana quedará definido en un encuentro de gabinete convocado por el gobernador Miguel Saiz.

La iniciativa será elevada esta semana a la Legislatura, cuyo tratamiento quedó postergado a una sesión para los últimos días del año (se preveía inicialmente para el 14 de diciembre) para posibilitar una discusión técnica mayor en las comisiones.

La opinión de Saiz permitirá cerrar mañana prioridades en las asignaciones para los funcionamientos ministeriales, como también en los recursos para las obras públicas.

La partida salarial está prácticamente definida en 810 millones, constituye un 13,6 por ciento superior a los 713 millones del ejercicio 2005. Este monto no sólo equivale a la ejecución anual (unos 675 millones) sino que contempla la incidencia en todo el año de las progresivas medidas salariales.

Así, con esa consideración, el impacto salarial para el 2006 será del 13,6 por ciento.

Este lineamiento equivale a la determinación del gobernador que la última suba de haberes de los docentes se proyecte a todos los escalafones. Por eso, bien se advierte inicialmente que el incremento promedio de la totalidad de los estatales rondará el 14 por ciento.

Cada ministro prioriza partidas propias aunque las mayores decisiones de los recortes -como siempre ocurrió- competen a Hacienda.

Se repiten las pulseadas. Este tradicional cuadro derivó esta última semana en una fuerte critica del titular de Educación, César Barbeito a su par de Hacienda, Pablo Verani.

Aquel cuestionó el destino de las otras partidas. "Nos tironean. Prefieren construir un gran edificio de la Justicia en Roca o cárceles", resaltó Barbeito en una cena con medio centenar de funcionarios de Educación.

 

Recortes de obras

 

Las revisiones presupuestarias que mañana Saiz analizará con sus ministros se corresponden con recorte

necesarios al actual listado de obras proyectadas y las asignaciones de funcionamiento en las carteras.

En cambio, la política salarial está concluida. La partida para personal será de 810 millones, es decir, un 20 por ciento superior a la ejecución de 2005. Pero, en realidad, el impacto real para el 2006 será algo menor, pues el alza efectiva será de 97 millones. Representa el 13,6 por ciento de la masa salarial.

Actualmente, la remuneración promedia del Ejecutivo equivale a 965 pesos netos (con los tickets) y aquel porcentaje determinará un haber de 1.100 pesos, unos 150 pesos más.

También es cierto que el Consejo de la Función Pública todavía analiza cómo se aplicará ese incremento de la masa, considerando su incorporación al básico.

Hay diferentes simulaciones posibles. Además, queda por resolver la quita de los vales o la reforma de las asignaciones familiares.

Las partidas salariales de la Legislatura y la Justicia también proyectan ese 13,6 por ciento aunque cada Poder fijará su propia distribución.

El vicegobernador Mario De Rege y el secretario del gremio, Alejandro Gatica diseñaron un esquema de distribución posible.

La Justicia mantiene una expectativa muy superior. La asignación dispuesta por Hacienda proyecta una suba de 8 millones para salarios. Menos de la mitad de lo solicitado por el STJ.

El haber promedio judicial se aproxima a los 2.820 pesos de bolsillo, lo cual con ese incremento permitirá llegar a lo 3.200 pesos.

El STJ mantiene aún su objetivo de acceder a un monto superior, pues ese cuerpo programó un plan de recuperación salarial, proyectando para el próximo año un crecimiento de los haberes del 35 al 40 por ciento.

Saiz reiteró a los suyos que no habrá recursos para la Justicia más allá de los proyectados para otras áreas. Por eso, el máximo tribunal judicial ahora organizó un encuentro -aún sin fecha- con el ministro Verani y los presidentes de los bloques legislativos para exponer sus reclamos.

También habrá advertencias: las demandas de los jueces y funcionarios para mejorar sus remuneraciones, basándose en la "intangibilidad" constitucional y también en la Acordada que preveía la recuperación del "valor económico" de los haberes del Poder.

Fuerte ofensiva de Barbeito contra Verani por el presupuesto

VIEDMA (AV).- La erosión en la relación no es nueva. Igual impactó la ofensiva de Barbeito contra Verani. La razón esgrimida es el reparto presupuestario. El martes, Barbeito cenó con decenas de funcionarios y despotricó contra Verani porque no lo acompaña con los recursos en la reforma del sistema educativo.

En un ámbito más reservado (gabinete, sin Saiz), Barbeito cuestionó a Verani: "Necesito de cuatro a cinco millones más por mes". "César, de dónde querés que lo saque", dijo Verani. "Es un problema tuyo", replicó Barbeito.

Educación requirió unos 110 millones para funcionamiento (sólo se excluyen los salarios) pero los recortes de Hacienda fueron cercanos a los 40 millones.

"Nos tironean", advirtió frente a los suyos. Cuestionó que los recursos vayan para la construcción del edificio de tribunales o cárceles. Simplificó que la inversión en Educación bien evitaría después levantar más cárceles.

Muchos sucesos explican este distanciamiento. Los últimos hay que buscarlos en el conflicto docente. Barbeito advirtió que Verani tomó distancia y no aportó a la solución. Esta puja se advirtió en la conferencia del ofrecimiento a la Unter. "La aplicación de los aumentos se discutirá en la negociación", respondió el hombre de Hacienda. "La decisión del gobernador es aplicarlo desde el próximo mes", trenzó Barbeito. Este ministro no soporta que su similar lo exponga en cada requerimiento de recursos, como ocurrió en la primera reunión con la Unter cuando quería definir el pago de los aumentos. Ahora, Barbeito optó por no concurrir a las negociaciones.

Otro signo de tensión fue la designación de Gustavo Picch en la Administración de Educación. Es elemental que Hacienda requiera coincidencias técnicas con la mayor cartera presupuestaria. Hay malos antecedentes en ese sentido: Picchi abandonó un cargo en Rentas tras serias diferencias con el hoy ministro Verani. Además, Picchi aterrizó en Educación por recomendaciones del Contador General, Daniel Bossero, otro allegado a Saiz con difícil diálogo con Hacienda.

Nada es casual. Tampoco la actual ofensiva de Barbeito a Verani. No hay dudas del ingrediente de la defensa presupuestaria. Así, lo justifica y lo relativiza Saiz ante los suyos.

También hay otros elementos. Pocos conocen a Saiz como Barbeito. Por eso, sabe que sus dichos lo molestarían, como también, los recambios educativos lanzados desde la prensa.

Así, el escenario impone obligatoriamente muchos interrogantes. ¿Barbeito es autónomo en esta maniobra? Si bien conlleva un cuestionamiento a Saiz, ¿sólo es un desafío a Verani para forzar así limitaciones al poder de Hacienda?. Hay otra pregunta posible, también sin respuestas todavía: ¿O es que Barbeito prepara razones y motivos para irse de Educación?.


Comentarios


Río Negro prevé aumento del 14% para los sueldos estatales en el 2006