Río Negro reclama por la barrera contra la aftosa



Funcionarios y ganaderos cuestionan la existencia de dos cortes en la Patagonia.

VIEDMA (AV)- El subsecretario de Recursos Naturales, Rodolfo Villalba, y el presidente de la Federación de Sociedades Rurales, Daniel Lavayén, se reuni-rán mañana con el nuevo titular del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) Bernardo Cané para expresarle el descontento rionegrino por la resolución de ese organis- mo que divide en dos la Patago-nia con una barrera en los ríos Colorado y Barrancas, y otra en Chubut.

Según los integrantes de la Comisión Provincial de Sanidad Animal, la decisión oficial favorece los intereses de la Pampa Húmeda porque los frigoríficos de esa región podrán pasar carne deshuesada a Chubut, en detrimento de la industria regional.

Al establecer una segunda barrera en el Paralelo 42, límite entre Río Negro y Chubut, perjudica -según los rionegrinos- el movimiento de hacienda de “invernada” y “veranada” entre los campos del Norte chubutense y la Línea Sur rionegrina, cuyas propiedades de un lado y del otro pertenecen a un mismo ganadero, según indicó Lavayén a “Río Negro”.

El gobierno rionegrino y los ganaderos agrupados en la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro vienen exigiendo al organismo nacional que efectúe restricciones para garantizar que la Patagonia sigue siendo libre del virus de la fiebre aftosa.

Todos los sectores involucrados en el tema ganadero coincidieron en requerir que ingrese hacienda para faena al Sur de los ríos Colorados y Barrancas para garantizar la actividad de los frigoríficos con alguna verificación de sangrados, y que por un tiempo transitorio se evite el ingreso de todo tipo de hacienda que no sea para faena.

El objeto de esas medidas, de acuerdo con lo planteado en el seno de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa), es dar seguridad a la región en cuanto a mantener el status.

Transitoriedad

También se pidió acotar el plazo de transitoriedad para la invernada y reproducción, proponiendo un tiempo de 90 días, un monitoreo epidemiológico a cargo de las unidades ejecutoras locales, previendo fondos para este funcionamiento sobre el cual existe pleno acuerdo de las entidades implicadas.

Sin embargo, el Senasa declaró que sólo Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego son “históricamente” libres de aftosa, lo que “fue ratificado en varias oportunidades a través de evidencias y estudios epidemiológicos”.

A la medida del Senasa, le antecedió una resolución provincial que establecía los mecanismos de restricción de ingreso de hacienda con revisión de los rodeos, siempre que sean para faena.

Hasta ahora ni el partido de Patagones, ni la provincia de Río Negro han sufrido focos aftósicos, pese a los 300 ya declarados por el Senasa en los últimos.

Los más cercanos se registraron en el distrito bonaerense de Adolfo Alsina, en el Sudoeste de esa provincia, lo que motivó que las autoridades comunales inicien gestiones para conseguir vacunas a fin de paliar la situación. Los focos fueron detectados en campos de Villa Maza, al Norte de Bahía Blanca.


Comentarios


Río Negro reclama por la barrera contra la aftosa